Richard Shotwell / GTRES

James Tupper, ex de Anne Heche, le dedica unas bonitas palabras tras su muerte

La actriz falleció el 12 de agosto a los 53 años

El fallecimiento de Anne Heche el pasado 12 de agosto conmocionó a toda la industria cinematográfica. Su ex marido, James Tupper, padre del segundo hijo de la actriz, Atlas

CUORE.ES -

James Tupper, ex pareja de la fallecida actriz Anne Heche, ha roto su silencio para rendir homenaje a la actriz compartiendo una imagen de ella abrazando al hijo que tuvieron cuando estuvieron juntos. A través de sus redes sociales, James Tupper publicó un mensaje sobre la madre de su hijo Atlas, de 13 años, junto a la imagen, cuando se supo que el corazón de la actriz seguía latiendo para obtener sus órganos para su posible donación después de que fuera declarada legalmente muerta.

"Te quiero para siempre", escribió James Tupper, seguido de un emoji de corazón roto. Durante las primeras horas del viernes, el hijo mayor de Anne Heche, Homer Laffoon, también emitió un comunicado, llorando la muerte de su madre. "Hoy mi hermano Atlas y yo hemos perdido a nuestra madre. Después de seis días de increíbles oscilaciones emocionales, me quedo con una tristeza profunda y sin palabras. Espero que mi mamá esté libre de dolor y comience a explorar lo que me gusta imaginar como su libertad eterna. A lo largo de esos seis días, miles de amigos, familiares y fans me mostraron su gran apoyo. Estoy agradecido por su amor, así como por el apoyo de mi padre, Coley, y mi madrastra Alexi, que siguen siendo mis pilares durante este tiempo. Descansa en paz mamá, te quiero, Homer", escribía el hijo mayor de Anne Heche de 20 años. 

Holly Baird, representante de Heche, reveló que aunque la actriz está "legalmente muerta según la ley de California", y que no se le ha retirado el soporte vital para que los médicos puedan ver si es compatible con algunas personas que requieren trasplantes. "Anoche se declaró su muerte cerebral, pero se la ha mantenido con soporte vital para la donación de órganos", dijo su representante Holly Baird en un correo electrónico enviado a 'Los Angeles Times'.

El cuerpo de la actriz se ha mantenido con soporte vital en el Centro de Quemados Grossman, del Hospital West Hills, mientras los médicos determinan si alguno de sus órganos es viable para la donación, lo que aparentemente ha sido su deseo desde hace tiempo.  El accidente que sufrió la actriz el 5 de agosto la dejó con "una grave lesión cerebral anóxica" y permaneció en coma y en estado crítico, según un comunicado en nombre de su familia y amigos hasta que el 12 de agosto se le declaró legalmente muerta.