GETTY

James Corden lo peta en los GRAMMY con su Carpool Karaoke

Tienes que verlo

¿Pero cuántos iban en ese coche? ¡Les van a multar por exceso de risas! 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Como no podía ser de otra forma, James Coden puso la guinda del pastel en los Premios Grammy 2017. Vivimos muchos momentazos con Rihanna (33), Adele (33), Beyoncé (39),Lady Gaga (35) y demás, pero el Carpool Karaoke que se marcó Corden supera cualquiera de los numeritos vistos en la gala. ¡Qué risas! 

Ojalá uno en los próximos Goya 

(Rihanna no se montó porque, si la llegan a parar en un control, se lleva el premio y no precisamente por su cante...)

Corden lo petó entrando en el escenario 'montado' en ese cochecillo de cartón al que, rápidamente, quisieron subirse los famosos.

A su lado se plantó Jennifer Lopez (52) y, al momento, se unieron artistas como John Legend, Jason Derulo, Keith Urban y alguno más. El momento tierno llegó de la mano de la hija de Beyoncé, Blue Ivy, que como es normal, quiso subirse al coche como si fuera uno de esos que están en los centros comerciales y que todo niño ha soñado con conducir alguna vez por unos segundos. 

Todos juntos cantaron el 'Sweet Caroline' de Neil Diamond y, poco a poco, el público se vino arriba y lo petaron. 

Fue un momentazo muy parecido al que se vivió con el famoso selfie de Ellen DeGeneres en los Oscar de 2014, solo que esta vez con un toque musical muy molón. 

Está claro que 'no James Corden, no party'.