KSLV / GTRES

Alguien le ha puesto la pierna encima a Isabel Pantoja: víctima de vudú y de un posible mal de ojo

Ha recurrido a la ayuda de los profesionales.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

A ver, esto es un tema serio porque puede que Isabel Pantoja haya sido víctima de la brujería más oscura del mundo mundial... Y no lo decimos nosotras sino que Maite Zaldívar y Chelo García Cortés tienen algo que contarnos (la cosa se pone interesante, ¿verdad?). Bueno pues la archienemiga de la todanillera visitó 'Sálvame Deluxe' y claro, allí que se puso a rajar de lo lindo. No tiene desperdicio. 

"Me robó mi vida. Llegaron a acusarme de que lo que tenía eran celos de ella, porque me había quitado económicamente algo. Disfrutó haciéndome daño", empezaba diciendo. Pero claro, Chelo García Cortés, que fue íntima amiga de la Panto tenía algo más que decir en su defensa y la verdad es que nos hemos quedado anonadadas: Maite Zaldívar podría haberle hecho vudú para hundirla. ¿Cómo te quedas?

La ex de Julián Muñoz (alias Cachuli) negaba tajantemente haber hecho esta práctica de brujería pero sí que pensaba que Isabel Pantoja mueve energía negativa. "Yo esas cosas las respeto mucho porque luego se vuelven en tu contra", decía para luego añadir que lo que le pasa a Isabel Pantoja es que es "gafe".

Para profundizar un poco más en el tema, entraba en el programa David Trivín, tarotista y vidente: "Las víctimas de vudú sufre un gran cansancio, no pueden dormir, tienen dificultad para respirar, mucha ansiedad. Lo peor es que todo sale mal en la vida y no salen proyectos profesionales". Ahora todo empieza a cuadrar... 

Eso sí, si la Panto se quiere quitar el mal de ojo o lo que sea que le han echado tiene que seguir estos facilísimos pasos que le recomendaba Trivín: "Debe bañarse durante siete días con agua bendita de siete iglesias distintas, añadiendo siete hojas bendecidas de laurel y los pétalos de siete flores blancas, además de un puñado de sal gorda y un chorro de colonia fresca con dos dos gotas de amoníaco. También, deberá dormir con un crucifijo y unas tijeras abiertas debajo del colchón". Poquita cosa.