KSLV / GTRES

Un repartidor actualiza el estado de Isabel Pantoja en Cantora: está muy mal y habla con gatos

Un helado de chocolate de dos kilos, aquí, por favor. 

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Es obvio que Isabel Pantoja no está pasando su mejor momento: su hijo Kiko Rivera ha iniciado una guerra con ella, sus hermanos Cayetano y Fran le siguen la  jugada e Isa P que quería mantenerse al margen al final también ha recibido. La tonadillera está contra el mundo entero. 

Poco se sabe de ella ya que no ha querido dar declaraciones públicas, más allá de hablar de la herencia de Paquirri y movidas burocráticas varias, desde que toda esta guerra 'pantojil' saltó de un día para otro. 

Parece como si Cantora se la hubiese tragado para dejarla entre cuatro paredes para el resto de sus días pero... Tenemos nuevos datos sobre su estado anímico. Y no ha sido uno de los convivientes de la finca, su hermano Agustín o Doña Ana, sino un repartidor (no se sabe exactamente el producto o servicio) que suele acudir a la casa de Isabel con regularidad. 

Según explicaba el repartidor en 'Socialité', había visto a la tonadillera en muy mal estado y muy afectada. "Estaba completamente rota. Iba sola, caminando por el campo y hablando con sus gatos", confesaba. No es la primera vez que sabemos que Isabel Pantoja siente devoción por los mininos que hay por los alrededores de Cantora ya que Isa P ya contó en 'La Casa Fuerte' que era su único divertimento. 

Parece que la tonadillera ha encontrado en estos animalillos (además de su hermano y su madre) el único refugio donde calmar sus penas en estos duros momentos que está pasando donde incluso se ha llegado a cuestionar su papel como madre. Eso hace pupa, eh. 

Seguiremos pendientes de las actualizaciones del repartidor, si es que vuelve a pisar por Cantora porque como se entere la Pantoja de que van largando sus intimidades por ahí... ¡Arde Troya!