GTRES

Irene Rosales habla sobre la supuesta traición de Kiko Rivera

Un tema escabroso

Un paparazzi asegura que la boda de Irene Rosales y Kiko Rivera en 2016 había sido todo un "paripé" y que la joven no se habría enterado hasta no ir al registro a inscribir a su primera hija en común con el dj.

MARIA JIMENEZ | CUORE.ES -

No pasa un día sin que un nuevo drama o escándalo salpique a Irene Rosales y a Kiko Rivera. Y esta vez tiene que ver con la boda que celebraron en 2016 y que compartieron con el mundo, exclusiva mediante. Tal y como informaban Gustavo González y Pablo González en 'La Razón', Irene acudía en 2018 al registro civil para inscribir a su hija Carlota y allí habría descubierto que seguía soltera.

Los dos paparazzi aseguraban en la publicación que todo se trataba de una estafa por parte de Kiko Rivera: "Él nunca tuvo intención de casarse con Irene Rosales, lo que pretendía era sacar rédito económico de la celebración del enlace vendiendo la entrevista a una conocida publicación". Según Gustavo y Pablo, Irene sería desconocedora de su auténtica situación civil: "Kiko no llegó a presentar los papeles para formalizar su matrimonio por miedo a problemas ante una futura ruptura". Los reporteros además aseguraban a 'Socialité' que Isabel Pantoja sería conocedora de la traición: "Mantén callada a la fiera, que no desvele la mentira". 

Irene Rosales contesta a esta boda 'ficticia'

El programa 'Viva la vida', para el que trabajó como colaboradora bastante tiempo, ha contactado con ella y ha decidido hablar para aclarar lo que ella afirma ser una información completamente falsa. "El problema que nosotros tuvimos es que nos íbamos a casar el mismo día de la boda pero se nos extraviaron unos papeles, entonces como yo ya tenía todo organizado dije 'no pasa nada' (...) Como yo me casé en Sanlúcar y me tenía que casar en el ayuntamiento de ahí digo pues mira, como ya hemos hecho la boda ya voy a pasar todos los papeles para el ayuntamiento de Castilleja, y cuando ya fui yo a pedir todas las citas para el ayuntamiento de Castilleja cada vez que me iban a dar la cita yo no podía, tuve que ir posponiendo la boda porque en ese momento mi padre ya estaba muy malito, le daban crisis epilépticas y todas las semanas teníamos que ir al hospital pensando que se nos iba hasta que ya se lo pudimos controlar. Yo ya me quedé embarazada en 2018 y a finales de 2018, que era cuando teníamos planeada la boda, decidimos entrar en 'GH Dúo' y justamente nos casamos al salir del programa, fuimos a firmar con dos testigos y fin". 

Sin embargo, Irene Rosales visitará el programa de Viva la Vida para contar su verdad (que diría Belén Esteban).