GTRES

La muerte de sus padres y ahora Kiko Rivera: Irene Rosales necesita ayuda profesional

Es fuertecito lo que le está pasando.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Irene Rosales está pasando por un mal momento. Ha perdido a sus padres, y el enfrentamiento de Kiko Rivera con Isabel Pantoja tampoco ayuda. La colaboradora de 'Viva la Viva' echa el freno y pide ayuda. Profesional, que para eso están los psicólogos. En una entrevista a Semana, la de Ginés cuenta todo lo que le está pasando y cómo se está sintiendo.

Es normal que Irene se sienta sobrepasada. 2020 ha sido complicado en general, pero para ella más. Y la exposición mediática a la que está sometida también le está afectando.

Ojo porque la situación es mucho más complicada de lo que pueda parecer. Los problemas de Kiko con su madre son como una piedra en el matrimonio de Irene. El propio DJ confesaba hace poco que tenía que parar porque ni él ni su relación se encontraban en el mejor momento. Daba a entender que Irene es una de las que más lo frena a la hora de hablar sobre la tonadillera. Ella quiere menos, y él siempre va a más. A 'Sálvame' ha ido tres veces para hablar de su progenitora, de su tío Agustín y de Cantora, 'la herencia envenenada'. Problemas y más problemas.

En la entrevista que acaba de dar, Irene confiesa que necesita ayuda profesional para superar la pérdida de sus padres y también los problemas de pareja. Es sensato, ¡seguro que lo consigue!

"Aparentemente estoy fuerte, pero no lo estoy. No me veo fuerte. Necesito mi tiempo de asimilar muchas cosas que me han ido pasando. No puedo más. Estoy muy agotada", se desahoga Rosales sin miedo a lo que se pueda decir. Asegura que es ella la que "tira" de su familia en solitario, además. Su madre era su gran apoyo tanto en los quehaceres diarios como a nivel emocional, así que imagínate cómo se está sintiendo. ¡Ánimo, Irene!

"La única realidad es que no la voy a tener más. No la tengo más de por vida", añade. "Pienso en el hoy y los días que me quedan, no voy a tener a mi madre. Ese es el dolor que tengo tan grande. No va a haber nada que me lo repare", concluye.