irenerova24 / INSTAGRAM

Irene Rosales hace un 'llamado de emergencia': así está con Kiko Rivera

'Sálvame' sigue insistiendo en las traiciones del DJ

Carlota Corredera al otro lado del teléfono: "Dígame".

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Irene Rosales no puede más con lo que se dice sobre su matrimonio con Kiko Rivera. Lo que hizo esta vez fue coger el teléfono y conectarse en directo con los de 'Sálvame' para explicar qué les pasa y en qué punto están. Hay información de primera mano, atiende.

Que si están atravesando un mal momento, que si él ha estado con otras mujeres... No es fácil ser Irene Rosales en estos momentos. Pero ya se sabe cómo es la excolaboradora, le gusta dejar las cosas claras y eso mismo es lo que hizo. Ha cogido el teléfono para dar su versión sin intermediarios: "Entiendo el trabajo de la prensa pero yo simplemente entro para aclarar que con mi marido está todo perfecto", ha dicho la sevillana.

Fue Carlota Corredera la encargada de hablar con Irene. Era la hora de 'Sálvame' y todo sucedió en directo. La presentadora siguió preguntando y escuchando las respuestas de Irene: "Yo no tengo ningún tipo de problema con mi marido, lo que están sacando me parece totalmente absurdo", insistía la mujer de Paquirrín.

Vamos, que Irene está hasta los Rosales de toda esta historia, tanto que se va a reunirse con su abogado para ver qué posibilidades hay de demandar a determinadas personas. ¿Te acuerdas de cuando se dijo que Kiko se había liado con una chica? Pues eso. Irene no está para bromas.

"Entiendo que mi marido ha podido cometer muchísimos fallos en nuestra relación", dijo la andaluza. Se refería a los rumores sobre Kiko y una desconocida una noche de fiesta. "Todo tiene un límite, que mi marido lo único que ha hecho ha sido ir a un hotel porque se está quedando en la villa de este hotel, y ha ido a cenar, se ha tomado una copa tan tranquilo donde había una reunión de diez personas y entre ellas había una chica", aclaró Irene.

"La conozco, es la novia del dueño, y no hay ningún tipo de problema, yo he quedado mil veces este verano con ellos y si yo no le doy importancia, no creo que haya que sacar las cosas de contexto", insistía al otro lado del teléfono.

La presión que generan estos rumores en la vida familiar de Kiko e Irene es enorme. Tienen dos hijas, así que imagínate la de comentarios que tendrán que escuchar. Irene quiere que todo esto se acabe, más que nada porque es mentira. Está segura al 100% de su marido. "Si no, yo no estaría con él", dijo de forma tajante.