Ivan*Martinez / GTRES

Iker Casillas termina en urgencias tras un nuevo sustaco

Dos años después de su infarto de miocardio...

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Según ha podido saber la revista ¡HOLA! en exclusiva Iker Casillas (40) acudía hace unos días, en concreto, el 28 de abril a urgencias por un nuevo problema de salud que finalmente se quedó en un sustaco. Casi dos años después de que el exfutbolista sufriese un infarto de miocardio que por suerte detectó a tiempo ahora se enfrentaba una situación parecida que le hacia acudir corriendo al hospital. 

Iker se encontraba jugando al pádel con unos amigos cuando empezó a encontrarse mal sintiendo un fuerte dolor en el pecho y cómo el corazón se le aceleraba. El de Móstoles reaccionó rápido y fue corriendo acompañado de otros dos hombres al Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid, situado en Pozuelo de Alarcón. Según el citado medio, el exportero pudo entrar por su propio pie a urgencias y permaneció allí hasta la madrugada. 

Los médicos que estuvieron haciendo varias pruebas y análisis para descartar algo grave finalmente le dieron la buena noticia: no había sufrido otro infarto y por tanto su vida no corría peligro. Así, Casillas se fue de madrugada a su casa ya más tranquilo y para descansar. 

Días más tarde, el sábado 1 de mayo y coincidiendo con los dos años de aquel sustaco que le llevó también al hospi por un infarto de miocardio... Iker compartía una importante reflexión en sus redes sociales: "Vive hoy, mañana ya veremos".

Estos dos últimos años han sido muy moviditos tanto para Iker Casillas como para su exmujer Sara Carbonero (37) ya que poco después de su infarto a ella le detectaron cáncer de ovarios y tuvo que estar en tratamiento, incluso este año volvió a ser intervenida en la Clínica Universidad de Navarra. Una semana más tarde de que se les viese juntos en el hospi y después de muchísimo rumores, la pareja hacia oficial su divorcio después de 10 años de relación con un comunicado en sus redes sociales

"Tanto Sara como yo nos sentimos enormemente orgullosos de la familia que somos y de haber podido compartir un amor que nos ha llenado de felicidad durante todos estos años de unión.
Hoy nuestro amor de pareja toma caminos distintos pero no lejanos puesto que seguiremos juntos en la maravillosa tarea de seguir siendo padres dedicados como hasta ahora lo hemos hecho. Es una decisión muy meditada y que tomamos de mutuo acuerdo".