Sergio R Moreno / GTRES

La hermana de Sara Carbonero tiene un recadito muy "interesante" para Iker Casillas

Una foto en Instagram que esconde muchas cosas

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Desde que Sara Carbonero (37) e Iker Casillas (40) anunciaran su separación de forma oficial... Todas las miradas han estado puesta en ellos. Lo primero que pudimos ver es cómo disfrutaban de una noche de parchís junto a sus hijos Martín y Lucas y más tarde el fin de semana transcurría con una fiesta infantil a la que acudió la periodista mientras el exfutbolista viajaba a Sevilla pero no sabemos el motivo. 

Nos enteramos de que Iker se fue a la capital andaluza porque fue él mismo quien compartía una foto en Instagram donde se le puede ver posando junto a la Giralda y de entre los miles de comentarios había uno que no pasaba nada desapercibido: el de la hermana de Sara Carbonero, Irene Carbonero.

"Carita de interesante", le escribía refiriéndose a la pose de Iker. Él también la contestaba y le decía: "Es el azahar...", bromeando. Con estos comentarios que antes nos hubieran parecido de lo más normal... Iker e Irene Carbonero demuestran que a pesar de que este y su hermana hayan decidido separarse aún siguen teniendo buena relación tanto entre ellos como el resto de la familia tal y como decían en su comunicado. 

Otro detallito a resaltar demostrando que a sus seguidores no se les pasa NADA es que Sara sigue llevando la alianza de boda. Una prueba de esto último ha sido desvelada por ella misma en su cuenta de Instagram, en la que aparece tocando un cajón flamenco en plena tarde de domingo. Al margen de los comentarios que ha recibido por su aparente destreza con el instrumento, tampoco ha pasado desapercibido para sus seguidores el hecho de que la toledana no se haya quitado su alianza de boda, aunque ahora la lleva en uno de los dedos de su mano derecha.

Tal y como dijeron en el comunicado Sara e Iker no se han vuelto a pronunciar al respecto de su separación. De hecho, a la periodista la pillaban los paparazzi por la calle y ella seguía tomando la callada por respuesta y tiene pinta de que así seguirá siendo en un futuro.