CW

Hayden Panettiere dice que a los 15 le daban pastillas antes de las entrevistas

ADICCIÓN

La actriz de 'Héroes' ha explicado sus adicciones en una entrevista después de pasar años retirada de las cámaras.

CUORE.ES -

Hayden Panettiere, mundialmente conocida como 'la animadora' de 'Héroes', luchó en secreto contra la adicción a los opioides y al alcohol. La actriz ha concedido por primera vez una entrevista en la que cuenta que su dependencia a dichas sustancias fue tan fuerte, que incluso provocó la ruptura de su relación con Wladimir Klitschko y la obligó a enviar a su hija Kaya a Ucrania para que viviera con su padre en 2018.

"Él no quería estar cerca de mí. Pero con los opiáceos y el alcohol hacía cualquier cosa para sentirme feliz por un momento. Luego me sentía peor que antes. Estaba en un ciclo de autodestrucción", ha afirmado la actriz a la revista People.



La actriz, también protagonista de 'Nashville', asegura que durante la batalla contra sus adicciones, lo más complicado fue dejar a su hija con su padre.

"Fue lo más difícil que tuve que hacer. Pero quería ser una buena madre para ella, y a veces eso significa dejarlos ir. Nunca tuve la sensación de querer hacer daño a mi hija, pero no quería pasar ningún tiempo con ella".

Hayden Panettiere: drogas desde los 15 años

Hayden detalló que comenzó a consumir drogas cuando tenía sólo 15 años, después de que un miembro de su equipo le ofreciera "pastillas de la felicidad". Sin embargo, todo se salió de control después de que diera a luz a Kaya en 2014, pues sufrió depresión posparto.

"Eran para ponerme alegre durante las entrevistas. No tenía ni idea de que esto no era algo apropiado, ni de la puerta que me abriría en cuanto a mi adicción. Mi salvación fue que no podía ser desordenada mientras estaba en el set, ni trabajando, pero las cosas se descontrolaban fuera. A medida que me hacía mayor, las drogas y el alcohol se convirtieron en algo sin lo que no podía vivir".

Hayden estuvo en rehabilitación durante ocho meses después de que su consumo de alcohol fuera tan grave que le diagnosticaran ictericia. Durante el último año se ha sometido a una intensa terapia psicológica y a un tratamiento hospitalario.

Ahora está decidida a centrarse en su carrera como actriz, incluido un papel en la próxima secuela de 'Scream', y en su trabajo con Hoplon International, la organización benéfica que fundó para recaudar fondos para Ucrania.