Paul Grover / GTRES

Los príncipes Harry y Guillermo juntos, pero no revueltos, en el homenaje a Lady Di

Hoy su madre habría cumplido 60 años y los dos han acudido a la inauguración de la estatua en su memoria

Emocionados, pero no mucho.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Mucho se ha hablado en los últimos días del homenaje que hoy tanto el Príncipe Harry (36) como el príncipe Guillermo tenían preparado para su madre, Diana de Gales, en el día en el que hubiera cumplido 60 años. Y no por cómo iba a ser de parecida la estatua que hoy ha sido inaugurada (afortunadamente no la han tallado los mismos que hacen los muñecos del Museo de Cera de Madrid), sino por las grandes ausencias de Meghan Markle (40) y Kate Middleton en un día tan especial como el de hoy.

Los dos hijos de la difunta Lady Di, se han reunido hoy para inaugurar la escultura de Ian Rank-Broadley en uno de los jardines del Palacio de Kensington y han podido comprobar que la pieza también incluye palabras inspiradas en 'La medida de un hombre' de Albert Schweitzer.

Un adoquín frente a la estatua lleva grabado el extracto, que dice: "Estas son las unidades para medir el valor de esta mujer como mujer, independientemente de su nacimiento. No cuál era su posición... Pero, ¿tenía ella un corazón? ¿Cómo desempeñó el papel que Dios le dio?"

Bang

La estatua, que ha sido fundida por la compañía Castle Fine Arts en el tradicional proceso de 'cera perdida', con una pátina de un verde azulado sobre negro, presenta a Diana con una camisa de cuello abierto y cinturón ancho y una falda lápiz, con las manos sobre los hombros de un niño y una niña.

El Palacio de Kensington explicó que el retrato y el estilo del atuendo de Diana se basan en el "período final de su vida, cuando ganó confianza en su papel de embajadora de causas humanitarias" y la escultura pretende "transmitir su carácter y compasión". Guillermo y Harry encargaron la estatua en 2017 y querían que "reconociera su impacto positivo en el Reino Unido y en todo el mundo, y ayudara a las generaciones futuras a comprender la importancia de su lugar en la historia".

El Palacio de Kensington añadió: "La estatua pretende reflejar la calidez, la elegancia y la energía de Diana, Princesa de Gales, además de su trabajo y el impacto que tuvo en tantas personas."

Como puede verse en la imagen, ambos han mantenido en todo momento las distancias contemplando la estatua de su madre a más de metro y medio de separación y sin mostrar en ningún momento ni un poquito de emoción. ¡Con lo que le hubiera gustado a su madre verles juntos y felices!