GTRES

Harper, cada día menos Beckham y más Rapunzel

Tenemos al culpable de este pelazo. 

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

Ya sabemos de sobra lo que le gusta a Victoria Beckham (47) presumir de sus hijos por redes sociales, pero si alguien tiene que presumir más que ella, es su hija Harper y no por los padres que le han tocado, sino por el pelazo que a sus seis años tiene y que ya nos gustaría a nosotras poder lucir.

Aprovechando que ha sufrido un incidente y va a tener que estar con la pierna tiesa durante un tiempecito (pero diva siempre), Victoria está pasando más tiempo en casa y para matar el tiempo persigue a sus hijos por la casa para grabarles y hacerles fotitos para luego compartirlas en redes.

Pero lo que nos ha llamado especial atención ha sido un par de fotos que Victoria ha hecho a su hija de espaldas (como la mayoría de fotos que hace a Harper) donde hemos podido admirar el pelazo que se gasta y que ya le llega hasta donde la espalda pierde su nombre, además con el color clarito parece se parece más a Rapunzel que a su familia.

Victoria Beckham / INSTAGRAM

Vaya ondas perfectas. 

Pero si nos encanta el pelo de esta niña cuando lo lleva suelto, algo que no suele pasar mucho y ahora entendemos perfectamente por qué, más nos gusta todavía la cantidad de peinados geniales que se puede hacer y que nosotras no podemos ni en nuestros mejores sueños (bien por el pelo o por nuestras manos de mantequilla).

La exSpice también lo sabe y nos ha mostrado las dos trenzas tan perfectas que le ha hecho a su pequeña para que vaya de lo más cómoda al cole sin que le moleste ni un pelo, pero no pasa nada porque hasta con las trencitas la niña tiene el pelo suficientemente largo para decirle eso de "deja tu trenza caer". 

Victoria Beckham / INSTAGRAM

Y el culpable de que Harper ya mismo se pueda hacer un vestido con su propio pelo (que con lo que le gusta la moda no nos extrañaría nada) es su papá David Beckham (46) que ha dicho que de tijeras nada cuando su mujer ha sugerido que ya iba tocando pasar por la pelu para sanear un poquito.

Quién sabe, lo mismo estamos ante la chica que dará vida a la princesa Disney en un futuro (lo de cantar lo lleva bien).