@gonzalomontoya9 / INSTAGRAM

Gonzalo Montoya ('LIDLT') habla por primera vez del trastorno que sufre

Un asunto serio que necesita acompañamiento psicológico.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Muchas veces creemos que los famosos tienen vidas de ensueño y son felices todos los días. Aunque, claro, la realidad es muy distinta y las celebs tienen los mismos problemas que los demás: económicos, emocionales, laborales... Qué te vamos a contar que tú no lo sepas ya. ¡Son humanos! Gonzalo Montoya, expareja de Susana Molina en la primera edición de 'La isla de las tentaciones', ha decidido sincerarse sobre un trastorno que padece y que afecta directamente a su día a día.

"Hace un año y medio yo andaba un poco 'tarumba", empieza por explicar el ex gran hermano. Lo hizo a través de su cuenta de Instagram, y mucho cuidado con las bromas porque es un problema muy serio. "Yo padezco un síndrome que se llama TDAH, cuyo mayor problema es la hiperactividad", prosigue Gonzalo.

"Soy un pensador compulsivo, no todos los pensamientos que tengo son positivos, a veces son negativos y me afectan a mi vida diaria, a mi felicidad y a la de mi entorno (...) Le he ido dando solución y cada vez voy siendo un poco más feliz (...) Normalizar esto es lo que quería, si tenéis este tipo de problemas u otros", añade el sevillano con una clara intención: hacerlo público y así ayudar a los demás.

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es crónico y afecta a millones de niños. En muchos casos continúa en la edad adulta con graves consecuencias para la vida cotidiana de la persona que lo padece. Dificultad para mantener la atención, hiperactividad, comportamiento impulsivo... Los síntomas son varios.

El tratamiento para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad no cura, pero ayuda. Se hace a base de medicamentos y de algo a lo que los psicólogos llaman 'intervenciones conductales'. Algo así como sesiones de terapia en las que uno aprende a reconducir su comportamiento. Los adultos con TDAH son muy impulsivos, inquietos y a menudo toman decisiones sin haber reflexionado.