Evan Agostini / GTRES

O sea, que Gigi Hadid no es pija

CUORE.ES -

Buena parte de las críticas o burlas que suele recibir Gigi Hadid (26) en las redes sociales hacen referencia directa a la privilegiada posición económica de la que siempre ha disfrutado en su condición de hija del millonario Mohamed Hadid y de la exmodelo Yolanda Hadid, así como a las supuestas facilidades que ha tenido en su vida.

Y aunque ella jamás se ha avergonzado de sus orígenes y de la apacible infancia que tuvo, al mismo tiempo ha vuelto a defender que su consagración profesional en el mundo de la moda (no tanto la facilidad con la que accedió a dicha industria) se debe fundamentalmente al esfuerzo y a los sacrificios que ha realizado para ello.

¿Pija yo? ¿Por qué? ¿Por tener muchos millones?


"Solía sentirme bastante culpable por la situación tan acomodada en la que vivía, especialmente en la época del instituto, y por eso nunca he querido verme definida por el dinero o por la apariencia. Era una jugadora de voleibol muy buena y sacaba notas muy altas. Esas eran las cosas que valoraba de mí misma", ha explicado al diario The Times antes de hacer referencia a su deseo de emanciparse y empezar a valerse por sí misma lo antes posible.

"Como nunca me faltó dinero de mis padres, llegó un momento en el que sentí que necesitaba ganar mi propio dinero y vivir de forma independiente para sentirme realizada. Y desde que tengo 18 años he pagado mis propias facturas. Mi primer par de [zapatos] Loboutin me llegaron con mi primer cheque", dice, dejando claro que... Bueno, su primer sueldo ya le dio para caprichos que el resto no se puede permitir.

Teniendo en cuenta que no suele hablar demasiado de su intimidad (no más de lo que su equipo de relaciones públicas le recomienda), no debería resultar sorprendente que Gigi haya preferido no pronunciarse sobre su rumoreada reconciliación con Zayn Malik para, en su lugar, redirigir la conversación hacia su carácter responsable y comprometido.

"Creo que no es incompatible provenir de un entorno privilegiado y ser al mismo tiempo una persona buena y trabajadora. No creo que sea mejor que nadie, y siempre llevo esa actitud a rajatabla. Para mí, lo más importante es trabajar desde la integridad".