OMAZE / YOUTUBE

George Clooney y su obsesión con un cojín... ¡Con la cara de Brad Pitt!

Por una buena causa

Tranquilo, George, a nosotras nos pasa lo mismo. 

CUORE.ES -

El actor George Clooney y su mujer, Amal, se han incorporado finalmente a la lista de estrellas de Hollywood que han querido contribuir a las campañas solidarias de recaudación de fondos organizadas por la fundación Omaze, ofreciendo para ello encuentros cara a cara, e incluso en sus propias casas, con aquellos donantes que estén dispuestos a invertir todo lo posible en el sinfín de causas sociales y proyectos de desarrollo que promueven tanto la asociación como sus famosos participantes. Pues muy bien hecho. 

Y al igual que todas las figuras públicas que han hecho antes este curro solidario, el intérprete estadounidense no ha dudado en grabar un vídeo promocional que ya corre como la pólvora en las redes sociales. Y no es para menos, ya que lejos de limitarse a explicar los pormenores de la iniciativa y las 'recompensas' que recibirán los más generosos, el actor se ha metido en el papel de una especie de adolescente obsesionado con Brad Pitt (57), su buen amigo y, ciertamente, uno de los ídolos juveniles más destacados de la década de los noventa. Nosotras también podríamos haber interpretado ese papel sin duda. 


Acostado en su cama y abrazado a un cojín que tiene impresa la cara de Brad, George Clooney ha invitado a los futuros participantes a disfrutar de un fin de semana en compañía de la pareja y nada menos que en su lujosa mansión del lago Como, en Italia: todo ello a fin de forjar una bonita relación que, quién sabe, quizá podría desembocar en una "amistad para toda la vida".

"¿Os podéis creer que Amal quería tirar este cojín? De eso nada, de ninguna manera. Gracias por hacerme compañía... Brad y yo...", bromea en un momento de la grabación. "Una de mis cosas favoritas acerca de conocer gente nueva es que nunca sabes cuándo puede acabar floreciendo una amistad para toda la vida. De hecho, y por pura suerte, pasé buena parte del año pasado junto a este tipo [el cojín de Brad] y ahora somos los mejores amigos del mundo. Pero no tienes por qué creerme a mí, pregúntale a él", se ve en otro trocito de tan surrealista y divertida escena.