GTRES

Britney Spears pide formalmente que su padre deje de ser su tutor legal

Jamie Spears está de acuerdo con esta petición.

Parece que el movimiento #FreeBritney está dando sus frutos y la cantante ahora quiere que su padre no sea su tutor lega, aunque seguirá al mando de sus finanzas.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Está claro que Britney Spears (39) no va a parar hasta conseguir recuperar un poco más el control sobre su vida. El movimiento #FreeBritney, que comenzó como algo que mucha gente interpretó como una locura de sus fans, ha resultado ser una plataforma buenísima para dar visibilidad a los problemas, tanto judiciales como personales, a los que se enfrentaba la cantante.

Tras unos años muy malos en los que tuvo que lidiar con depresión, ansiedad y otros trastornos mentales para los que necesitó tratamiento médico, Britney Spears fue, poco a poco, resurgiendo de sus cenizas y comenzó a mostrarse más públicamente a través de sus redes sociales. Mientras tanto, su padre, Jamie Spears, seguía manteniendo la tutela legal de la cantante

Una situación que Britney Spears quiere finalizar cuanto antes. ¿Cómo? Según informa el portal de noticias TMZ, los abogados de la princesa del pop han presentado una petición formal por la que se pide que Jodi Montgomery, persona que ha estado al cargo de sus temas personales desde 2019 debido a los problemas de salud de Jamie Spears, se convierta en su tutora legal.

Según TMZ, la mujer que ahora, si todo va bien, tomará las riendas de la vida de Britney es la procuradora de una empresa que se dedica a "orientar a empresarios, trabajar con sociedades limitadas, resolver problemas contenciosos familiares, maximizar y proteger el valor de derechos de propiedad intelectual...". 

Una decisión con la que Jamie Spears estaría de acuerdo ya que Jodi solo se encargaría de la parte de los temas personales de la actriz (la custodia de sus hijos, relación con su exmarido y padre de sus dos hijos... ), mientras que el padre de la cantante seguiría al mando de sus finanzas y de seguir gestionando todo el patrimonio de la intérprete. ¿Supondrá esto el nuevo renacer de Britney?