@nuria_tomas / INSTAGRAM

Antes de que Piqué se-ena-se-enamorara de Shakira tenía una novia...

Ahora ha pasado página y es actriz.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

La ex de Gerard Piqué (34), Núria Tomás nunca quiso hacer su relación pública, aunque reconoce que la "han llamado muchas veces" para entrevistas que siempre rechazó. 

Hasta ahora, que se ha lanzado al mundo de los escenarios, no se ha decidido a hablar, y lo ha hecho en una entrevista para La Vanguardia, donde ha respondido a algunas preguntas acerca de su relación.

Núria Tomás, es hija del empresario Enrique Tomás, la cabeza del imperio jamonero. 

A Nueva York, ni más ni menos, se fue la joven catalana a estudiar interpretación, y al parecer le gustó América pues, tal y como ha dicho, prevé trasladarse a Los Ángeles "en un plazo no mayor a tres años". 

Acerca del defensa central del FC Barcelona, reconoce que nunca le ha guardado rencor. Sí es cierto que la hizo sufrir un poquito, cuando en 2010 se le truncó el amor al conocer el futbolista a Shakira (44), que estaba por aquel entonces de buen rollito con el deporte cantando su 'Waka waka' (el tema principal del mundial de Sudáfrica).

De todos modos, Núria se muestra serena y declara que “Gerard es una buena persona y a las buenas personas hay que desearles lo mejor; hace años que la herida quedó cerrada y hace años que le deseo lo mejor”.

La ex de Piqué, no tardó en pasar página, aunque muy pronto volvería a convertirse en ex. Esta vez del triple campeón de MotoGP Jorge Lorenzo, quien fuera su vecino a los 17 años. De esta relación no se ha pronunciado, ni lo hizo nunca. "Me traicionaría a mí misma" dice Núria refiriéndose al hecho de hacer pública ninguna relación.

Reconoce que si ha hablado ha sido por sus logros profesionales, si no ni eso; y es que Núria Tomás está más liada que un dedo malo. Tras representar en Madrid 'No Love No Sex', de su propia productora NUQART, ya tiene en marcha su nuevo proyecto 'Todos', esta vez una comedia musical.

Total, que si tiene amoríos, no piensa contarlos, así que si queremos seguirle la pista habrá que ir al teatro.