G3 / GTRES

Enrique Iglesias grita a los cuatro vientos su amor por su familia

Bueno, gritar no le hizo falta porque tenía micrófono.

CUORE.ES -

Enrique Iglesias ha asegurado en un sinfín de ocasiones que no hay nada como un escenario y un pabellón repleto de gente para sentirse como en casa y, sobre todo, con la confianza necesaria para abrir su corazón y mostrarse tal y como es. Eso explica quizás por qué, tras un prolongado silencio en lo que a su nueva condición de padre se refiere, el artista aprovechó un concierto en Budapest para expresarse finalmente sobre el profundo amor que siente por sus mellizos Nicholas y Lucy.

"Me convertí en padre hace ya doce semanas y hay dos cosas que ya os puedo decir: ¡amo a mis bebés! Los quiero con locura. Bueno, en realidad os puedo decir tres cosas: quiero a mis bebés, quiero a mi chica y os quiero a todos vosotros por estar aquí esta noche. ¡Gracias por vuestra lealtad!", se sinceró en un momento del espectáculo al tiempo que dejaba profundamente conmovidos a sus fans.

Pese a que nadie dudaba de la felicidad contagiosa que debe de estar viviendo el hijo de Julio Iglesias en un momento tan importante de su vida (y de sus más de quince años de relación sentimental con Anna Kournikova), lo cierto es que, al margen de Instagram y de las declaraciones que al respecto ofrecieron otros miembros del clan Preysler, semejante acontecimiento se había visto fundamentalmente definido hasta ahora por el hermetismo mostrado al respecto por ambos.

"Me he duplicado como tía en un instante. Los bebés son siempre bienvenidos y doy muchas gracias a Dios por tanta bendición. Son un gran regalo de Navidad", comentaba Tamara Falcó en un acto público poco después del nacimiento de los niños, mientras que la flamante abuela Isabel Preysler ejercía de portavoz oficiosa de Enrique para aclarar por qué la pareja había decidido mantener el embarazo en el más absoluto secreto.

"Siempre han sido muy celosos de su intimidad, todos respetamos lo que quieren unos y lo que quieren los otros. Pero lo importante es que Enrique es extraordinariamente feliz", explicaba sobre la estrategia comunicativa de Enrique y Ana, que acabó siendo tan exitosa, que hasta el propio Julio Iglesias (abuelo de los chiquillos) reconocía haberse enterado de su nacimiento por la prensa.

#ThankYou #Hungary for two incredible nights!! I will miss you and I will be back soon.

Una publicación compartida de Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) el