Evan Agostini / GTRES

Elon Musk y Grimes se "semi-separan"

Tras tres años de amor.

Elon Musk y la cantante Grimes han decidido separar sus caminos sentimentales aunque seguirán criando al hijo que tienen en común.

CUORE.ES -

Parece que Elon Musk y Grimes no son los únicos que inventan nuevas formas de separación como ya lo hiciesen en su día Gwyneth Paltrow y Chris Martin. Tras tres años de relación y un hijo en común la pareja ha decidido separar sus caminos y él acaba de anunciar que están "semi-separados". Ajá. La explicación, en realidad, es bastante fácil. Elon quiere decir con esto que están separados a nivel sentimental pero no a nivel parental ya que ambos seguirán juntos en la tarea de criar a su hijo, X Æ A-12.

Y si el nombre que Elon Musk y Grimes eligieron para su primer retoño en común era un indicio de la manera en que planeaban educarle, podía darse por sentado que el pequeño X Æ A-12 tendría una infancia poco convencional en la que influirían enormemente la carrera musical de su madre, la formación como ingeniero de su padre y su interés compartido por todo lo relacionado con la inteligencia artificial.

Una de las primeras entrevistas que la estrella de la música concedió desde que dio la bienvenida a su hijo venía a confirmar esa teoría, porque según explicaba ella, desde su nacimiento ha tratado de exponerle a experiencias creativas y estimulantes que vayan más allá de los típicos "dibujos en tono pastel de zebras y osos".

"He visto 'Apocalypse Now' y cosas así con mi bebé. Le gusta mucho el arte radical. Le gusta de verdad, sí, y no creo que sea perjudicial interactuar con ellos a ese nivel", señalaba Grimes en la conversación que mantuvo con The New York Times, en la que defiende que los bebés tienen gustos y opiniones propias.

En vista de que X, como le llama ella cariñosamente, ha empezado a hacer gala de un criterio artístico bien definido, Grimes decidió seguir sus 'consejos' a la hora de componer la canción de cuna que ha creado en colaboración con la app Enderl, pensada para ayudar a dormir tanto a niños como a adultos.

"En la primera versión había demasiados sonidos agudos de campanas, y eso provocaba lágrimas y caos en general", ha explicado sobre el proceso creativo, que fue modificando en función de las respuestas de su bebé. "Cuando lo cambié, X empezó a sonreír más".

Así pues, aunque la separación es un hecho, ambos continuarán juntos en su tarea como orgullosos padres de X.