KMJ / GTRES

Elena Tablada contraataca ante la demanda de David Bisbal

Dos telediarios les ha durado la paz.

CUORE.ES -

El enfrentamiento que mantenían desde 2018 David Bisbal (42) y Elena Tablada por la supuesta sobreexposición mediática de Ella, su única hija en común, llegó finalmente a los juzgados cuando el 12 de febrero el cantante presentó una demanda contra su antigua pareja en la que solicitaba que se tomaran medidas para proteger la intimidad de la pequeña.

La noticia se filtró a la prensa antes incluso de que Elena recibiera siquiera el escrito judicial y, en un principio, prefirió no adelantar acontecimientos y pecar de prudente hasta conocer a fondo la situación. Ahora que ya ha confirmado la decisión tomada por Bisbal, ella ha roto su silencio en declaraciones a distintos medios en las que se pregunta de qué exactamente quiere proteger su ex a su niña y por qué debería controlarse con medidas legales las fotografías que elija compartir de su hija si tanto Bisbal como su actual pareja han publicado también imágenes suyas en sus perfiles de Instagram.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Davidbisbal (@davidbisbal) el

"Yo no hago nada que no haría cualquier madre orgullosa de su hija. Siempre protegiéndola, cuidándola y haciéndola feliz", ha apuntado en una breve entrevista a ¡HOLA!

En otra breve charla con el portal Vanitatis, Elena lamentaba que la única solución que parecía quedarle era obviar a Ella en sus redes sociales y fingir que no existía.

Sus actuales tensiones con Bisbal comenzaron a raíz de una foto de su hija publicada por la mujer del cantante, Rosanna Zanetti, en la Feria de Almería que recibió un comentario cargado de reproches desde la cuenta de la marca de moda de Elena, y aunque ella insiste en que lo escribió uno de los trabajadores, ahí comenzó un duro cruce de declaraciones que pareció calmarse cuando el cantante dio su permiso para que la niña asistiera a la boda de su madre con Javier Ungría celebrada en Cuba.

Sin embargo, parece que finalmente se trató solo de un alto al fuego y ahora la justicia decidirá cuál de los dos lleva la razón.

Bisbal, por su parte, ha mantenido un escrupuloso silencio manteniéndose fiel a la afirmación que realizaba hace meses ante el enfrentamiento con Elena, alegando que jamás hablaría de temas relacionados con su niña.