El despilfarro de Beyoncé

La cantante ha desperdiciado un champán de 20.000 dólares durante la grabación de su nuevo videoclip.

La polémica está servida en las redes sociales. Beyoncé aparece en el nuevo videoclip, Feeling Myself, vaciando una botella del champán Ace of Spades en un jacuzzi. La bebida en cuestión puede costar hasta 20.000 dólares y pone de manifiesto que la mujer de Jay Z no tiene problemas de dinero.

El problema es que muchos de los fans de la cantante han criticado el despilfarro a través de las redes sociales. "Podría haber dado ese dinero a los niños que se mueren de hambre", criticó un fan en Twitter.

Lo que este seguidor desconoce es que Armand de Brignac, la empresa productora del champán, es propiedad del marido de Beyoncé, siendo probable que las botellas no le hayan costado ni un solo dólar.