GTRES

El educado 'zasca' de Cristina Pedroche a un hater

Se lo ha dicho sin rodeos.

Con estilo pero implacable.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Cristina Pedroche está más que acostumbrada a enfrentarse a las críticas. Cuando no es por su físico es por su relación y cuando no es por motivos profesionales. Vaya, que está acostumbrada a que a las campanas repliquen por ella. Menos mal que a actitud positiva y energía no le gana nadie y así lo demuestra siempre que puede.

Y sí, lo de antes era una broma muy fina (o inteligente, llamadlo como queráis) sobre su labor como presentadora de las campanadas. Minipunto para el equipo de Cuore. Ya nos lo decimos nosotros todos, nos os preocupéis.

A lo que vamos. La presentadora no ha dudado en contestar al mensaje de un fan que, oh sorpresa, se metía con ella. Atentos a las palabras de este hater.

"No tengo nada en contra de la delgadez, ni de la gordura. Soy partidario de que nos queramos tal y como somos, siempre que nuestra salud no esté en peligro. Me pareces una tía que presume de personalidad y sin embargo careces de ella y por consiguiente también de valores. Estoy muy de acuerdo con que cada persona en el mundo haga, sin más, lo que le salga de los cojo****. Pero la hipocresía es la inconsistencia entre aquello que se defiende y aquello que se hace. Que por cierto, está a la orden del día. Así que, ese rollo de defensora de las curvas y de la libertada por tener el cuerpo que uno desea, es una patraña. Puesto que, al final, has terminado queriendo el cuerpo ideal que la sociedad impone". 

Y claro, Cristina no ha querido quedarse callada y le ha contestado muy amablemente pero de forma muy seria y madura.

"Lo que tú digas. Llevo siendo personaje público desde 2010. Mira todas mis fotos si quieres y date cuenta tú solo de todos los cambios que ha sufrido mi cuerpo. Pero si te fijas bien, te darás cuenta de que he estado más 'delgada' que 'gorda'. Gorda o ballena como me llamabais (algunos me lo siguen llamando) fue un año o así por problemas de ansiedad, de malísima comida, de poco deporte y por consiguiente de malísima salud. Yo defiendo las curvas si las tengo y si no las tengo también. Adoro mi cuerpo y siempre me he querido y aceptado y eso es lo único que he querido mostrar siempre a la gente. Sois pesaditos con el tema pero seguiré contestando y diciéndolo mil veces. Amo mi cuerpo y amo sus variaciones, pero por supuesto que siempre querré dar mi mejor versión. Y ahora es cuando más sana estoy, pero claro, como he perdido unas "curvas" ya no soy una buena mujer. Salud para todos".