Joe Giddens / GTRES

Los duques de Cambridge venden su coche: ¡ahora podrás conducir como una 'royal'

Han puesto a la venta su Range Rover por 40.000 dólares

¿Problemas de 'cash'?

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

El SUV Range Rover Vogue SE de 2013, que los duques de Cambridge recibieron el mismo año en que empezó a comercializarse para su uso personal, saldrá a subasta el 22 de mayo en el marco de un evento organizado por la casa Bonhams MPH, especializada en coches "modernos, populares e históricos", por un precio que se calcula que oscilará entre los 40.000 y los 55.000 dólares.

El vehículo, pintado en un tono "Azul Báltico" con interiores en "Almendra" y "Espresso", cuenta con un motor diésel V8 de 4,4 litros y 350 caballos, con una caja de cambios automática de ocho velocidades. Además de alcanzar una velocidad máxima de 210 kilómetros por hora, la hoja de especificaciones señala que el automóvil, cuyo precio actual en el mercado sería de 34.000 dólares sin tener el extra de haber sido usado por la realeza, puede pasar de cero a 99 kilómetros por hora en tan solo 6,5 segundos.

Albert Nieboer / ISTOCK

Así que si estás pensando en comprarte un coche y tienes el dinero, hacerte con el antiguo Range Rover del príncipe Guillermo y Kate Middleton podría ser una muy buena inversión ya que, además de poder recorrer el mundo como una 'royal', el coche está prácticamente nuevo porque como en los actos oficiales no pueden llevar su propio coche, este solo ha recorrido 60.000 kilómetros en los últimos ocho años. De hecho, los propios duques de Cambridge han sido vistos al volante en muchas ocasiones a su llegada al palacio de Kensington o de Buckingham y, aunque la persona que se quede con él seguramente no pueda ni acercarse a los dominios de la casa real británica, seguro que se siente como un miembro más de la realeza al conducirlo.

No sabemos si en alguna ocasión Guillermo le habrá dejado el coche a su hermano el Príncipe Harry (36) a lo largo de estos años que lo han tenido, pero lo que parece seguro es que ahora no le van a dejar ninguno, tenga el que tenga, ya que después de llevar más de un año sin verse coincidieron en el entierro de su abuelo, el duque de Edimburgo, y la cosa no pudo estar más tensa. 

Es cierto que cruzaron algunas frases y todo el mundo se preguntaba de qué habían hablado, hasta que un experto en lectura de labios por fin confirmó lo que todos esperábamos, que básicamente hablaron del tiempo, y poco más