@albapaulfe / INSTAGRAM

Dulceida y Alba Paul no están casadas: hablemos de su 'boda paripé'

Se separan pero...

Dos reinas de Instagram.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Dulceida es Aída Domènech, y Alba Paul, su expareja. Hace días anunciaron su ruptura, noticia más o menos inesperada en el mundillo de las influencers patrias. Su boda fue de las más instagrameadas, y ahora se sabe que en realidad la ceremonia fue 'de mentirilla'. Por lo visto la pareja jamás llegó a hacerla legal. ¿Por qué? Hay motivos, razones.

Han sido siete maravillosos años de fotos, vídeos y todo lo que te puedas imaginar en la red de la camarita. El amor que unió a Dulceida y Alba Paul ha sido una auténtica institución en el mundo famosil. La ruptura no era el desenlace esperado.

Se suponía que iban a tener hasta hijos... Aunque ya se sabe que el universo de las relaciones las cosas no siempre son fáciles. Muchas historias desafortunadamente llegan a su fin. 'C'est la vie', como dirían los franceses.

Sin embargo, una vez conocida la noticia de la separación, lo que sorprende es una información dada en exclusiva por Vanitatis. Aseguran que estas dos jamás pasaron por el Registro Civil.

La última foto de las dos

A ver, a ver. Hay que matizar. Lo que han dicho Dulceida y Alba es que se han tomado un descanso en la relación. El porqué solo ellas lo saben, pero es evidente que las cosas no iban bien, y que por ello han decidido echar el freno. Hay detalles que inevitablemente se quedarán en el tintero: los motivos, las diferencias y todo lo que te puedas imaginar. Datos concretos: ya no están juntas. Por lo menos de momento.

El caso es que todxs pensábamos que las influencers llevaban cerca de cinco años casadas, algo que por lo visto no es cierto. Lo suyo fue una 'boda paripé', la típica ceremonia que se lleva a cabo cuando resulta imposible cuadrar la fecha de la fiesta con la del registro. ¿Conoces casos? Pues sí, hay muchos.

Aunque la mayoría suele formalizar el enlace antes o después de la boda, en este caso la historia ha sido un pelín diferente. ¿Por qué motivo no lo hicieron constar de manera legal? Vanitatis se ha puesto en contacto con Aída y la respuesta ha sido la siguiente: "Es cierto que no hemos formalizado nuestra unión de firmando un papel, es un trámite que hemos ido alargando porque en realidad somos un desastre. Lo teníamos pendiente desde hace tiempo, nunca nos ha parecido que fuera tan importante, la verdad, pero por supuesto era algo que íbamos a hacer", explicó la instagramer.

"De todas formas, nuestro matrimonio se celebró el día que decidimos darnos el sí, quiero', rodeadas de la gente que queremos y que nos quieren. Desde ese momento estamos unidas, y de eso no hay lugar a dudas. Además, fue la boda más bonita del mundo", puntualizó Aída.

¿Te acuerdas de los detalles del enlace? Fue el 10 de septiembre de 2016 en la playa. La cala Morisca, en Sitges. ¡De ensueño! El enlace lo oficiaron Javier Calvo, mientras Carlos Sadness se encargaba de la música. Hemos sido testigos de muchos momentos vía Instagram. Ambas se vistieron de blanco con creaciones de Ze García... No eral real a nivel legal, pero sí sentimental.