SplashNews.com / GTRES

En el divorcio de Kim Kardashian y Kanye West... ¿Nadie va a pensar en los niños?

Nuevo capítulo de la separación del año:

Tranquila, que Kim lo tiene todo pensadito y atadito. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Aunque Kim Kardashian (40) estaría cada vez más decidida a poner fin a su matrimonio con el rapero Kanye West, de sus futuros planes para regresar a la soltería solo quedaría una relación cordial y colaborativa con el rapero en cuanto a la crianza y educación de sus hijos: hasta el punto de que la celeb espera que el artista refuerce el papel que juega en su condición de padre de North, Saint, Chicago y Psalm. 


El principal deseo de ambas partes pasaría fundamentalmente por que tan delicada situación afecte lo menos posible a su prole. A día de hoy, de acuerdo al menos con el testimonio que han ofrecido fuentes cercanas a Kim, el músico y la empresaria no viven juntos y tratan de repartirse sus responsabilidades paternales de forma equilibrada. Sin embargo, la pareja quiere garantizar (de cara al largo plazo) que esa distribución equitativa de tareas y derechos sea inamovible. 

"Kanye quiere seguir jugando un papel fundamental en las vidas de sus hijos y Kim, lógicamente, está de acuerdo. Kanye no vive con Kim y los niños y cuando les ve, siempre es fuera de la vivienda. Tanto ella como él saben que en el futuro Kanye debe contar con un rol activo en este sentido", ha revelado un informante al portal de noticias E! News, el cual ha querido recordar además que Kim ya se siente una mujer "divorciada" y que, de momento, no tiene prisa alguna a la hora de oficializar la ruptura. Por el momento solo ha celebrado San Valentín sola... 

"Kim siente que ya está divorciada. Los dos se encuentran en una especie de punto muerto en el que nadie se atreve a anunciarlo en público. En este momento concreto, no hay prisa para rematar los trámites administrativos de la separación", ha explicado el confidente.

Veremos a ver cómo acaba la cosa...