Matt Sayles / GTRES

Año nuevo, ¡divorcio finiquitado! Adele ya respira tranquila

Tras dos años de negociaciones.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Fue en abril de 2019 cuando se filtraba la noticia de que Adele (32) y Simon Konecki se habían separado. Cinco meses más tarde la cantante pedía formalmente el divorcio y desde entonces no volvíamos a saber de ella ni de manera personal ni profesional. Unos meses que la británica dedicó por completo a la crianza de su hijo Angelo, de ocho años, y ha adquirir nuevos hábitos alimenticios y de vida que la han ayudado a bajar muchísimo de peso. Un cambio físico que ha sido muy comentado por todos y que le han valido grandes alabanzas ya que ha demostrado tener una gran fuerza de voluntad. 

Sin embargo, Adele también ha estado estos dos años lidiando con los temas legales que tenían que ver con su divorcio. Mientras que la custodia de su hijo nunca fue un problema (ambos decidieron que la custodia compartida era lo mejor para Angelo), el reparto de la fortuna sí lo fue. Mientras que la ya expareja no quiso que su divorcio se convirtiese en una lucha legal, sí que recurrieron a mediadores para el reparto de los más de 140 millones de libras que habían amasado durante su matrimonio. 

Sí, lo sabemos, toma un poco de aire porque esa cifra no la vas a ver en tu cuenta del banco en tu vida. Pero bueno, todo bien. Retomando el tema que nos ocupa, resulta que Adele y Simon no llegaban a un acuerdo en cuanto a las finanzas y por eso han estado dos años de idas y venidas. Sin malos rollos (o eso dicen fuentes cercanas al exmatrimonio) pero mirando muy bien por qué y a quién iba cada libra, la cantante y el empresario acaban de firmar los papeles de un divorcio que ha sido largo, pero muy civilizado. ¡Bravo por ellos!