AP Photo / GTRES

¡Sorpresa! Dita Von Teese y Marilyn Manson ahora son BFFs

Ya no hay ni diferencias ni son irreconciliables.

CUORE.ES -

Fiel a la naturalidad y transparencia con la que se expresa sobre cualquier asunto de su vida, Dita Von Teese no ha dudado en pronunciarse ahora sobre la relación tan cordial que mantiene a día de hoy con su exmarido Marilyn Manson, con quien estuvo casada dos años (de 2005-2007) hasta que el juez les concedió un deseado divorcio motivado por sus "diferencias irreconciliables".

Más de una década después del fin de su historia, Dita y el cantante vuelven a ser grandes "amigos" y, de hecho, la reina del burlesque apareció el cinco de enero (invitada, por supuesto, no como hace Madonna) en la fiesta con la que Marilyn quiso celebrar por todo lo alto sus 49 años de vida.

"La verdad es que ha pasado de todo en estos diez años, pero lo importante es que volvemos a ser amigos", ha asegurado Dita antes de confesar que estuvo a punto de llevarle a su exmarido un curioso regalo de cumpleaños con el que recordarle todo lo que se había perdido desde su mediática separación.

"Me dijo claramente que tenía que llevarle un regalo, así que se me ocurrió que quizá sería buena idea darle una de mis velas de striptease, para que pueda apreciar en todo momento lo que ya no tiene desde hace varios años", ha comentado al Telegraph en relación con la colección de velas que comercializa con su imagen, concretamente con una en la que aparece con el torso desnudo.

No debería resultar sorprendente que la artista hable con tanta franqueza y se anime incluso a bromear sobre uno de los capítulos más turbulentos de su vida personal, teniendo en cuenta (además del tiempo que ha pasado desde entonces) que Dita mantiene en estos momentos una bonita historia con el diseñador gráfico Adam Rajcevich y que, además, ya tiene la mente puesta en un hipotético futuro como madre.

"Hace poco estuve en el ginecólogo y me dijo: 'Ahora me toca asistir en el parto de una mujer de 51 años'. Yo le pregunté que si estaba de broma y me dijo que no, que los tiempos estaban cambiando. Así que me imagino que tengo todavía cinco años por delante para pensar sobre el tema. Y si no, siempre podría decantarme por la adopción", ha reflexionado Dita, que tiene 46 años, sobre la posibilidad de debutar en la maternidad una vez pasado el próximo lustro.