@dilettaleotta / INSTAGRAM

Diletta Leotta está Can(sada): por qué le 'Yaman' devoradora de hombres

Denuncia acoso

Poca broma con estas cosas.

Rute Godinho / CUORE.ES -

Lo primero: Can Yaman (31) ha vuelto a Instagram, así que muchísima alegría es lo que sentimos ahora mismo. Volvemos a disfrutar de nuestro Can actor preferido, ¡'bieeen'! Seguimos con un problema que está teniendo Diletta Leotta, la novia del turco. La reportera acaba de denunciarlo en la red de la camarita y de momento solo te podemos decir dos cositas: acoso y machismo.

La historia empieza porque Can y Diletta llevan días sin compartir fotitos juntos en la red de la camarita. Ya sabes, dramitas del mundo 2.0 que si te pones a pensar no tienen gran transcendencia. O sí, depende del nivel de enganche que tenga cada uno a las redes sociales. No nos enrollemos y vayamos directísimas al asunto que nos trae. Can y Diletta están desde Semana Santa sin mostrarnos que se siguen queriendo.

Lo que te acabamos de contar ha sido motivo más que suficiente para desatar las especulaciones. Podían haber roto... De hecho, te vamos a enseñar su último posado juntos, mira... Es con el enorme huevo de chocolate que ella le regaló a él, qué monos, por favor. Diletta sabe que lo peta, y a él tampoco se le olvida que está para mojar pan (explicación innecesaria para los bocadillos que les hemos puesto, ñej).

Ante la cantidad de rumores, Diletta ha optado por no dejar pasar la historia y abrió su Instagram dispuesta a poner los puntos sobre las 'íes'. "No soy una devoradora de hombres, Can y yo somos felices, ya basta de falsedad", dijo medio enfadada. ¿Sabes por qué? Porque en Italia se la ha relacionado con un tal Ryan Friedkin, hijo del dueño del equipo de fútbol La Roma.

"Siempre he estado en silencio, hasta ahora. Y, quizás, me equivoqué", explica Diletta en su texto. "Me estaba engañando a mí misma pensando que tarde o temprano la buena información sería mejor que el periodismo basura. Así que sufrí la ración diaria del veneno de los cotilleos; los fotógrafos debajo de la casa y en moto detrás de cada uno de mis movimientos, los drones tras mis ventanas. Pero ya estoy cansada", se queja. Sí, los drones en la ventana. Qué fuerte ¿no?

Aunque no te indignes totalmente ya porque todavía te queda por leer lo más impresionante: "Explícame por qué una mujer no puede tener amigos, sino siempre y solo amantes. ¿Por qué si me encuentro con un buen chico dos veces para tomar un aperitivo se habla de inmediato sobre un nuevo amor? ¿Por qué si hago un anuncio con un futbolista se insinúa que somos pareja secreta?", añade.

Lo que no entiende la periodista (ni nosotras, si te somos sinceras), son los motivos por los que los medios insisten en atribuirle novios, ligues y todo lo que te imagines. "¿Por qué si salgo con un actor hermoso y somos felices tiene que ser una historia inventada?", dijo.