Sergio R Moreno / GTRES

Diego Matamoros estrena tatuaje y terapeuta

Ha decidido hablar con sus seguidores sobre cómo está superando su ruptura con Carla Barber

Quiere atraer el 'love' a su vida.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Tras el fracaso en sus dos últimas relaciones, tanto con la modelo, Estela Grande, con la que ya ha firmado su divorcio, como con la doctora Carla Barber, Diego Matamoros sigue creyendo en el amor (o eso parece) y así lo demuestra continuamente en sus redes sociales, tanto respondiendo a sus famosas rondas de preguntas que tanto le gustan como con su último tatuaje. Y es que, el hijo de Kiko Matamoros se ha tatuado en el cuello la palabra 'love', para que nunca se le olvide que el es un romántico de la cabeza a los pies.

Además, en su última foto ha querido sincerarse con todos sus seguidores, admitiendo que va a terapia y que eso le está ayudando a superar los malos momentos de este año y a abrirse más. "Ya os dije hace tiempo que no os mentiría sobre mi vida, mis situaciones cotidianas o mi estado anímico, creo que ocultar la realidad no hace ningún favor a nadie, de hecho mostraros mi día a día en la forma de lo posible hace que podáis conocerme más, conocer a alguien que no se había mostrado tal cual como era, con mis cosas (como todos) pero que siempre he preferido guardarlo para los míos, dónde siempre he fomentado (sin quererlo) el debate con los ellos del: por qué no te conocen/te muestras tal cuál eres..???", comenzaba Diego en su última publicación de Instagram.

"A día de hoy estoy viviendo un periodo brillante, donde el poder haber hecho un trabajo de introspección profundo me ha hecho verme desde otra perspectiva, el ir a mi terapeuta para ver dónde fallaba YO, y hacerme ver que de las cosas negativas SIEMPRE se pueden sacar cosas MUY positivas, estudiar diseño de interiores 💙, el haber sabido 'soltar', el desear el bien a quién ya no es parte de tu día a día, el quererse más y mejor, agradecer cada día todo lo bueno, pero sobre todo poder mostraros algo que ya es fácil para mí, YO. Así que, sí, esta es mi cara". concluía.

Por supuesto, tenemos claro que ese "desear el bien a quién ya no es parte de tu día a día" va dirigido a Carla Barber, especialmente ahora que ella no solo ha contado que su corazón vuelve a estar contento y ocupado por un hombre que todavía no ha presentado en redes sociales, sino porque desde que ella ha contado que tiene una enfermedad que puede causarle muerte súbita, seguro que ha intentado mandarle sus buenos deseos de algún modo.