GTRES

Demi Lovato sigue luchando con sus trastornos alimenticios

Está mucho mejor pero todavía tiene días difíciles

Yo lo valgo.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Demi Lovato (28) ha pasado por muchos momentos difíciles en su vida, y recientemente hemos podido conocer un poco más sobre ellos gracias al documental 'Dancing with the Devil', en el que contó, entre otras cosas, la violación que sufrió en su época Disney, los detalles de la sobredosis que casi acaba con su vida en 2018 o los motivos por los que rompió con Max Ehrich el año pasado después de prometerse unos meses antes.

Sin embargo, también ha sufrido mucho por sus trastornos alimenticios, en concreto pos sus problemas de bulimia, de los que ha hablado en su último post en Instagram. En él ha compartido un 'boomerang' donde aparece una taza que pone “Yo lo valgo” y con un símbolo que corresponde a la Asociación Nacional de Trastornos de Alimentación en Estados Unidos.

La cantante ha explicado que pintó esta taza en un momento de agonía de su trastorno, con la esperanza de que algún día lo creería de verdad. "Este es el símbolo de @neda para la recuperación de los trastornos alimentarios. Lo pinté en @colormemine hace años... aunque estaba en la agonía de mi trastorno alimentario, hice esto con la esperanza de que algún día lo creería de verdad. Todavía lucho. Diariamente. Hay periodos de tiempo en los que me olvido de mis luchas alimentarias y otras veces es lo único en lo que pienso. Todavía. Pero así es la recuperación de los trastornos alimenticios para algunas personas y todavía tengo la esperanza de que algún día no piense más en ello. Por ahora, mi taza me recuerda que valgo la pena, y hoy lo creo". 

Seguramente esta lucha diaria de la que habla en su publicación es lo que le llevó, hace solo unos días a tomarla contra una tienda de yogur helado por promover los trastornos alimenticios y la dismorfia corporal, según su opinión, al tener lo que ella consideró demasiadas opciones de productos dietéticos. Sus stories dieron la vuelta al mundo, y le cayeron un montón de críticas por ellos, por lo que decidió matizar sus palabras y explicar que su intención no era demonizar a la tienda sino hacer una reflexión. Sin embargo, días más tarde decidió borrar también ese vídeo, imaginamos que por su propia salud mental para dejar de recibir ataques continuos.