Anthony Behar / CORDON

Demi Lovato nos representa: ella también quería a N*SYNC en la Super Bowl

Nos hemos quedado con las ganas.

CUORE.ES -

Más allá del sabor agridulce que parece haber dejado en las redes sociales la actuación del cantante Justin Timberlake (40) en el intermedio de la 52 edición de la Super Bowl, otro de los asuntos que más debate ha generado ha girado en torno a la ausencia en el escenario de los que fueran compañeros del estadounidense en la banda juvenil NSYNC.

Cierto es que ni el intérprete ni la organización habían ofrecido señal alguna que pudiera apuntar a la posibilidad de que el evento fuera a reunir de nuevo a los cinco integrantes de la 'boyband', un rumor que además fue desmentido directamente por uno de sus antiguos miembros, Joey Fatone, para evitar que sus fans se hicieran demasiadas ilusiones.

Parece que muchos de los seguidores de la banda no se habían percatado del mencionado desmentido o no habían querido creérselo por completo. Entre ellos, destacaba sin duda la también cantante Demi Lovato (29).

No queríamos creer, ¿vale?

"Pero.... ¿y NSYNC?", reza el breve mensaje, acompañado por varios emoticonos que dejaban patente su profunda tristeza, que la artista publicó en su cuenta oficial de Twitter.

Por otro lado, el actor Colton Haynes (protagonista de la popular serie de televisión 'Arrow') parecía representar al otro sector de la base de fans de NSYNC que, desde hace días, venía avisando sobre las escasas probabilidades de que un reencuentro entre los cinco excompañeros pudiera darse en un evento de semejantes características.

"No estoy del todo seguro de lo que voy a decir, pero es posible que yo tenga en mi casa la mayor colección de objetos y recuerdos de NSYNC de todo el mundo, que por cierto compré en una subasta. Y os puedo decir que lo más seguro es que no vaya a ocurrir, aunque creo que se merecían volver a estar juntos en la Super Bowl de esta noche, en lugar de ese reencuentro de 30 segundos de mi**** que tuvieron en su momento", se desahogaba el intérprete minutos antes del espectáculo, haciendo referencia a la última ocasión en la que NSYNC volvió a reunirse por completo sobre un escenario: en la entrega a Justin del premio honorífico en la ceremonia de los MTV Video Music Awards del año 2013.