Getty Images / GETTY

David Schwimmer niega lo suyo con Jennifer Aniston: la alegría nos duró na y menos

Pues parece que no han vuelto de su descanso

No se juega así con la ilusión de los fans.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Esta mañana llegaba a nuestras vidas un rumor directamente desde Estados Unidos para ponerlo todo patas arriba: Jennifer Aniston (52) y David Schwimmer podrían estar viéndose muy a menudo. Para nosotras, como si hubiesen 'vuelto' de ese famoso descanso que se dieron sus personajes, Rachel y Ross. Sin embargo, la alegría nos ha durado lo que viene siendo entre poco y nada, porque el actor ya se ha encargado de desmentir esta información.

David y Jennifer sorprendieron a los fans durante el reciente reencuentro de 'Friends', cuando ambos admitieron haber estado "enamorados" el uno del otro mientras trabajaban en la serie. "Me gustaba mucho Jen", le dijo él al presentador James Corden, y ella respondió: "era recíproco. Recuerdo que una vez le dije a David: 'Va a ser una putada que la primera vez que tú y yo nos besemos sea en la televisión nacional'. Y así fue. Simplemente canalizamos toda nuestra adoración y amor mutuo en Ross y Rachel".

"Los dos estábamos muy enamorados el uno del otro, pero era como dos barcos que pasaban. Uno de nosotros siempre estuvo en una relación y nunca cruzamos ese límite", añadió David.

Claro, con estos antecedentes, cuando en la prensa americana han empezado a hablar sobre la posibilidad de que algo había surgido entre ambos, nosotras nos hemos puesto más contentas que cuando descubrimos que la fantasía de reconciliación de Bennifer 18 años después. "Después del reencuentro, quedó claro que recordar el pasado había despertado sentimientos en ambos y que la química que siempre habían tenido que ocultar seguía ahí. Empezaron a enviarse mensajes de texto inmediatamente después del rodaje y, justo el mes pasado, David voló desde su casa en Nueva York para ver a Jen en Los Ángeles", aseguró una fuente al portal Closer.

Y añadió: "han estado pasando tiempo en casa de Jen, donde ella ha cocinado cenas por las tardes, y han disfrutado de tiempo de calidad juntos, charlando y riendo. También fueron vistos bebiendo vino, metidos en una conversación, mientras paseaban por un viñedo en Santa Bárbara, donde estaba claro que había mucha química entre ellos."

¿La mala noticia? Que según un comunicado que ha publicado David Schimmer, todo es completamente falso y "no son ciertos los rumores de un romance".