INSTAGRAM

David Bustamante vuelve a terapia de familia

Y tan feliz.

CUORE.ES -

A pesar de estar atravesando uno de los momentos más duros de su vida con la crisis matrimonial con su todavía esposa, la actriz Paula Echevarría (44), el cantante David Bustamante (39) ha vuelto a dejar patente en las redes sociales que sus seres queridos se han venido encargando personalmente en todo este tiempo de sacarle una buena sonrisa cuando más lo necesitaba.

Aunque normalmente es su hija Daniella (10) quien ayuda al intérprete a olvidarse por un momento de sus preocupaciones y, de paso, a proyectar su lado más optimista y enternecedor -como se desprende de las muchas fotos que de ella comparte en su perfil de Instagram-, en este caso ha sido la madre del artista, Ada Hoyos, la que ha llevado al cántabro a sacar a relucir su carácter cariñoso y familiar ante una efeméride tan importante como la de su cumpleaños.

"¡Celebrando juntos el 58 cumpleaños de mi santa madre! Felicidades, te queremos mucho y eres la mejor", reza el mensaje publicado por Bustamante en la red social, a la que ha añadido varios emoticonos con forma de corazón y una imagen del encuentro que pone de manifiesto lo mucho que se divirtieron todos en familia.

Además del vocalista y su progenitora, en la imagen aparecen también los hermanos del cantante, su padre Gervasio y, por supuesto, la pequeña Daniella, quien posa sonriente y abrazada al cuello de su famoso padre. El gesto de Bustamante en la instantánea es, asimismo, bastante indicativo del ánimo que le dan los suyos cada vez que tienen la fortuna de reunirse en momentos tan especiales como este.

Por su parte, la asturiana también ha demostrado estos últimos días que no hay nada como la compañía de sus seres más queridos, en este caso sus mejores amigas, para irradiar alegría y felicidad incluso en etapas personales tan complicadas como las que vive hoy. Tanto es así, que no ha dudado en tildar de "terapia" el reciente almuerzo del que disfrutó con un animado grupo de cinco mujeres a las que Paula "adora" y con el que, además, cultiva todos los años la tradición del amigo invisible.