GDG / GTRES

El exchófer de Bisbal, "amenazado de muerte" por irse de la lengua

Precaución, amigo conductor.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Carlos Phillip Llopi, el que llevara y trajera a David Bisbal (42) a todas partes cuando vivía en Madrid ¿felizmente? unido a Elena Tablada, según él: "una persona que nunca quiso a David", ya tachó a la diseñadora de "déspota y fría" cuando soltó por la boquita antes de que Elena se diera el 'sí, quiero'.

El exempleado de los Bisbal-Tablada tampoco veía muy normal el trato que la diseñadora tenía con su entonces churri: "Trataba a David muy mal, como a un perro. Él a veces me decía '¿Tú te crees, después de tantos días fuera...'?", añadió Carlos en su día, y ahora parece que ha llegado el momento de pagar por sus palabras.

"Estoy hundido y con depresión, tirado en la cama y apenas puedo coger el teléfono después de las amenazas que me han hecho", ha confesado a Jaleos el exchófer de Bisbal, quien después de su testimonio, piensa "seguir yendo con la verdad por delante", ya que no tiene "miedo a represalias".

¿Y de qué amenazas estamos hablando? "Estoy recibiendo amenazas para que deje de hablar de Tablada. Me están llamando desde teléfono oculto, con la voz distorsionada diciéndome que, como siga hablando, habrá consecuencias", asegura Carlos, que no se piensa callar: "No me voy a echar para atrás porque ellas tengan poder. Mi abogada está al tanto de todo", explica.

Y es que, para qué se metería en nada, con lo de cosas que se han dicho ya los dos protagonistas de esta historia...

Lo cierto es que el último que podría haber lanzado un dardito habría sido David: "Mucha gente arruina el presente por algo del pasado que no tiene futuro!", escribió en una publicación de Instagram, donde añadió: "Lo que quiero decir con esto es que algunas cosas no se pueden cambiar pero si podemos estar más preparados para el futuro".

Ya veremos cómo acaba esto...