Chema Clares / GTRES

Dani Rovira celebra un año 'free' de cáncer enseñando intimidades

Corriendo en Instagram

¡Tatuaje a la vista! (Ana Guerra 'missing').

CUORE.ES -

Es hora de celebrar: Dani Rovira cumple un año desde que terminase el tratamiento contra el cáncer que padecía y ha decidido celebrarlo enseñándonos, de forma sutil, una de sus intimidades... ¡El tatuaje que se hizo hace unos meses en la pierna!

El actor y humorista está de vacaciones desde hace unos días y, aunque siempre suele ser bastante comedido con las cosas que comparte de su vida privada (más allá de los libros que lee o sus perretes), en cuanto a su enfermedad nunca nos ha dejado al margen, compartiendo siempre la evolución médica y sus sentimientos con respecto a su situación.

El 15 de agosto de 2020 anunció que por fin estaba curado con el siguiente mensaje: "Hoy es el primer día del resto de mi vida. ¡ESTOY CURADO!
Todo acaba y todo empieza hoy. 6 meses de subida a una de las montañas más duras a las que me he enfrentado, pero al fin llegué a la cima y, creedme, las vistas desde aquí son preciosas y reveladoras."

Ahora Dani vuelve a compartir un pequeño trozo de su intimidad, en realidad dos. Por un lado, nos muestra cómo celebra que ha pasado un año desde que terminó los tratamientos y le dieron el alta médica y por otro luce el tatuaje que se hizo en marzo, aunque aún nos cuesta distinguir de qué se trata, pero estamos seguras de que ambas cosas, celebración y símbolo, están relacionados.

El actor aparece corriendo, una de sus mayores aficiones, ya con el pelo largo (se lo rapó durante su tiempo de 'baja') y anuncia, con buen humor, que está 'asalvajao'. 

Entre los comentarios, ni rastro de Ana Guerra, así que no sabemos cómo evoluciona ese asunto, pero sí le han dejado sus buenos deseos Jordi Sánchez (el actor de 'La que se avecina' que sufrió un caso grave de covid este año),y también Sara Carbonero, con quien vivió un emocionante momento hace unas semanas compartiendo experiencias: ella, como paciente de cáncer de mama y él de linfoma de Hodking.

Sobre el tatuaje, por cierto, tampoco tenemos más información que la que se intuye y que se lo hizo en mayo de este año y con muchísima honestidad pero también buen humor, como siempre, confesó que le estaba doliendo muchísimo.