@dabizdiverxo / INSTAGRAM

Cristina Pedroche y David Muñoz se van de escalada enfurruñada

De vacaciones en Asturias

Se les hizo muy cuesta arriba.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Que conste que no todos los famosos patrios tiran para la idílica Ibiza en vacaciones. Los hay que prefieren los paisajes verdes, el fresquete y la tranquilidad de Asturias, y oye, qué buen gusto tienen. ¿De quién hablamos? De Cristina Pedroche (32) y David Muñoz, quienes se han alejado de la ola de calor que se hace sentir ahora mismo en el centro y sur de España para disfrutar de los paisajes del norte (como los Stark en 'Juego de tronos', pero sin guerra). A lo que veníamos, que la pareja acaba de compartir vídeos y textos de su escalada al Pico Pienzu, y no veas qué esfuerzo.

Olvídate del calorazo y de los posados en bikini. Cielo nublado, zapatillas y plumas. Así los hemos visto en Instagram. El chef y la colaboradora de 'Zapeando' son deportistas empedernidos, y por ello han decidido subir a uno de los picos de la Sierra del Sueve. 

Todo muy divertido, sano, idílico hasta que el camino se ha ido haciendo más y más inclinado. O por lo menos esto es lo que nos ha enseñado la pareja a través de los stories de su Instagram. Al principio había alegría, pero poco a poco se iban perdiendo las fuerzas.

Fue David el que compartió varios vídeo del momento en los stories de su Insta. Junto a las imágenes, un texto: "Seguimos subiendo, hora y media llevamos. Cristina va muy feliz, piensa que ya casi lo tenemos, pero falta una hora con mucha pendiente y todavía no se ha dado cuenta", confesó el chef. Una hora más tarde, una nueva actualización: "Seguimos a tope (...) Pedroche está enfurruñada y con hambre".

La pareja subió y bajó sin cualquier tipo de incidente. ¡Menos mal! Y sí, la vallecana también ha dejado constancia de la escalada. Lo hizo también en su cuenta de Instagram con un par de vídeos y fotos, mira.

La subida ha sido durilla por la pendiente, pero la bajada tampoco resultó ser fácil. Todo por la niebla que había en lo más alto del pico. La presentadora no dudó en confesar que el camino de vuelta le daba miedo, pero poco a poco volvía a sentirse segura. Total, que se lo pasaron en grande.