Sergio R Moreno / GTRES

Cristina Castaño y las escenas de sexo... Que hablan

Lo puedes ver en Netflix

La segunda temporada de 'Toy Boy' ya está disponible.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Cristina Castaño (43) es una de las protas de la serie de Netflix 'Toy Boy', un producto que ha sido todo un éxito pero que sus inicios en la televisión no tuvieron tanta suerte. Sí, porque realmente la serie empezó a cobrar importancia durante el confinamiento y su disponibilidad en la plataforma de 'streaming'... ¿Sería por sus escenas de sexo? La actriz contesta. 

En una entrevista para Bluper la actriz contaba todo el proceso hasta que 'Toy Boy' ganó audiencia. "Empezamos este proyecto de una manera muy ambiciosa, con todos los ingredientes para el éxito y con mucha ilusión. El estreno fue un bajón. No podía ser que tanto amor y esfuerzo que le habíamos puesto se quedara en nada. Fue como un vacío. En una obra de teatro al final te aplauden. Aquí no hubo esto" y añadía que: "Y justo cuando llegó la pandemia se estrenó en Netflix y, encerrados en casa, empezamos a recibir toda la evolución a nivel internacional. Nos resarcimos con mucho gusto. Estamos felices y tenemos una segunda temporada mucho mejor que la primera". 

Durante la conversación con el medio citado, Cristina Castaño comentaba que las escenas de sexo era lo que más le había costado rodar. "Es importante el compañero que te toca, el director, el ayudante, el equipo... Que todo sea respetuoso. No son secuencias fáciles. Hay mucha intimidad. Aunque cierto es que, una vez que las haces, ya cuesta menos", explicaba. 

Y más:

- Cristina Castaño se da el filetazo con un misterioso chico en plena calle

- 'Toy Boy' ha puesto a Cristina Castaño en modo Grey 

"El sexo vende, a todos nos gusta ver cuerpos bonitos, pero tengo que abogar por los guionistas. Ellos han escrito escenas de sexo muy bonitas donde lo importante son los personajes. De hecho, mis escenas hablaban mucho de Macarena", decía respecto a la cantidad de escenas subiditas de tono que hay en la serie. 

Pero por otro lado defiende este tipo de contenido ya que no siempre es morboso sino que muchas veces hablan sobre los personajes y tienen mucho peso dramático. "Es necesario que los guiones soporten lo que están contando los personajes, que no sea una cuestión de vender carne y ganar audiencia. Tiene que haber peso dramático en esas escenas, que cuente algo, que le pasa al personaje", cuenta.