Telecinco / TWITTER

¿Quién es Cristina Cárdenas y qué tiene que ver en el caso Rocío Carrasco?

Presenció el supuesto maltrato de Antonio David Flores

Ahora quiere hablar para proteger a su amiga.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Tal y como anunció 'Sálvame' antes de su estreno, la docuserie 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' ha supuesto toda una revolución en el mundo del corazón (y lo que no es el corazón). Han salido nuevas informaciones, denuncias y hasta testigos que confirman la versión de Rocío Carrasco. El el caso de Cristina Cárdenas, su mejor amiga cuando esta vivía en Argentona. 

Cristina asegura en exclusiva a la revista Lecturas que durante los años que la expareja vivió en este pueblo de Cataluña ella fue testigo del supuesto maltrato de Antonio David Flores a la hija de rocío Jurado. "Vi cómo Antonio David la maltrataba", dice directamente sin ningún tipo de tapujo. Además, la amiga de Rociíto asegura que si se reabre la causa penal por malos tratos de Rocío contra el padre de sus hijos, esta aportará como prueba una grabación de audio donde se demuestran todos los detalles de la presunta agresión.

Cristina Cárdenas acogió a Rocío Carrasco y Antonio David Flores en su casa de Argentona después de que estos le pidieran alojarse ahí porque les habían desvalijado la casa tras el accidente de moto que sufrió ella. La testigo aceptó y desde ese momento compartieron casa también con su marido lo que les permitió ser testigos directos de las supuestas agresiones que sufría la hija de Rocío Jurado

Asegura que el exguardia civil es "un psicópata" ya que además consiguió que Rocío Carrasco se separase de la que era su única amiga y su único apoyo haciéndola desconfiar de ella. "Ella pensaba que la había traicionado por vender su embarazo. Antonio David le dijo que yo me había quedado con el dinero", explica. "Voy a testificar ante el juez", asegurando que tiene en su poder unas grabaciones muy valiosas de cuando en una ocasión Antonio David presuntamente agredió brutalmente a la que era su mujer. "Rocío no le veía la cara mientras la pegaba, pero yo sí, con un ensañamiento... Era odio lo que tenía", sigue contando. 

"El maltrato psicológico lo hacía delante de todo el mundo. Le decía: '¡Modelo tú con esas piernas de elefante!'" y añade que "Tras la agresión él volvió llorando y dijo: '¡Rocío perdóname! ¡No me dejes que me quito la vida!'. Se reconciliaron".