GTRES

Atropellan a Pepe: Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez luchan por salvarlo (UCI y operación 'traslado a España')

Un accidente

Desde Cuore, le deseamos una rápida recuperación.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Qué penita nos da tener que traerte este tipo de noticias. En Cuore, somos muy 'happy', pero claro, también es nuestro deber contarte qué le acaba de pasar a la familia Aveiro (el apellido de Cristiano Ronaldo (36)).

El futbolista luso vive con su querida Georgina Rodríguez (27) y los cuatro hijos de la pareja en Turín, ciudad preciosísima al norte de Italia. Cristiano juega allí y parece ser que la 'family' se siente superfeliz con su vida cerca de las montañas. Tanto que han decidido incorporar un gatete al clan. Un gato esfinge al que han llamado Pepe (así se llama uno de los mejores amigos del portugués, por cierto).

Hasta aquí todo genial. El problema es que la mascota ha sido atropellada. Su estado de salud tras el accidente no era para nada bueno. Ha pasado mucho tiempo en estado grave, ingresado en la UCI. De hecho, parece ser que su recuperación va para largo...

Dicen que los gatos tienen siete vidas y que incluso pueden caerse de una quinta planta sin que les pase nada, pero estos dichos populares no siempre se confirman. El gatete de Cristiano y Georgina casi no sobrevive al atropello. No se sabe mucho sobre el accidente, pero es muy probable que haya pasado lo típico en estos casos. Una mascota que se escapa de casa para vivir la vida loca de la calle y... La atropellan. Sí, un drama.

@georginagio / INSTAGRAM

Es un 'señor Don Gato'

"Ha estado muy cerca de la muerte, y tras un mes y medio de cuidados intensivos hemos decidido que mi hermana Ivana debería cuidarlo", ha explicado Geo a InStyle. "Pepe se encuentra recuperándose en España; está en las mejores manos", añade la exdependienta de Prada sin entrar en más detalles sobre lo sucedido.

El gatete de Ronaldo es un bichejo famoso. Lo hemos visto varias veces viajando en el jet familiar, posando la casa del futbolista... Hasta de paseíto con su dueña en el coche. Es uno más de la familia, y la verdad es que da mucha penita saber que ha estado sufriendo tantísimo. Que se recupere pronto, por favor.

Los gatos esfinge suelen vivir entre ocho y 14 años, por lo que a Pepe todavía le queda una buena parte de su vida por disfrutar. Lo adoptaron hace más o menos dos años, y desde entonces nos lo han mostrado en Instagram muchísimas veces. Lo dicho, ¡que se ponga bien!