GTRES

A Cristiano no le hace gracia el nuevo flequillazo de Georgina

Pues chico: renovarse o morir.

Estefanía Fernández | CUORE.ES -

Georgina Rodríguez (27) lo ha vuelto a hacer: nos dejó sin palabras al enseñarnos una foto de su nuevo flequillo, con el que queda confirmado que se han vuelto a poner de moda (te lo avisamos desde que Ana de Armas (33) se atrevió con la tijera), aunque no a todos guste...

Si en un principio pensaste que era un flequillo postizo (ahora se ha puesto muy de moda), te equivocabas: ese flequi es real, real (como el pelo rosa de Kim Kardashian (40)) Pero tranquila, Georgina, que no hace falta que te des un tirón de pelo como hizo ella, nosotras te creemos.

 

Os gusta mi nuevo L👀K? ✨...... Feliz día❤️

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el

Ahora estamos viendo las primeras reacciones, y la de Cristiano Ronaldo (36) no parece ser la mejor... Por las caras que ha puesto (le hemos visto en las redes), el portugués no está del todo de acuerdo con ese cambio de 'look', pero vamos que está como para hablar y quejarse. Él, ni más ni menos, que cualquier día es bueno para que nos sorprenda con unos pendientitos de diamantes más grandes que su cabeza por aquí, que si unas mechitas por allá... 

Georgina Rodríguez / INSTAGRAM

No sabemos si esa carita de asco viene de serie o es que le estaba dando el sol (a ti también te pasa), pero vamos, Geo, tú tranqui, que estás divina, y nosotras apostamos por ese corte.

Aguarda, que nos da la neura y te lo copiamos.

La parejita está pasando por su mejor momento y eso se nota en el ambiente: Georgina ha empezado a estudiar contabilidad para ayudar a Cristiano en sus finanzas (falta le hace), y si esto no es una declaración de amor, que baje Dios y lo vea. Todo esto lo compagina con su faceta como madre, y para más inri también se ha sacado el carnet de conducir; vamos, ¡un partidazo!

Como consejo, tú haznos caso a nosotras, Georgina: ese flequillo te queda de muerte y a quien no le guste, que mire para otro lado (y punto en boca). Así que ya sabes, Cris.

Menos cara de asco.