INSTAGRAM

¿Cuál Covid? Elena Tablada da explicaciones sobre la polémica boda celebrada en el Casino de Madrid

El Casino... ¿De los horrores?

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

No se habla de otra cosa en redes sociales: la polémica boda en el Casino de Madrid con muy poquitas medidas de seguridad antiCovid. Seguro que o lo has visto o has oído hablar de ello, y es que rula por Twitter, y muchos medios se han hecho ya eco de ello, un vídeo donde podemos ver a novios e invitados, entrando en un salón, saltando, cantando y bailando... Sin mascarilla. Un vídeo que pertenece a la boda del futbolista, Jaime Navarro y Beatriz Ungría, cuñada de Elena Tablada. Sí, amigui, una vez más Elena está en el punto de mira. 

Cuando vimos el vídeo desconocíamos quiénes eran sus protagonistas, pero si te fijas al final del clip, puedes ver cómo Elena Tablada también aparece grabando a los novios. 

La gente se ha indignado muchísimo, ya que consideran que no era una celebración apropiada en los tiempos que corren y que no tenían las suficientes medidas de seguridad. Por lo que se aprecia, solo llevan mascarilla los camareros y el fotógrafo. Mira, mira. 

Lo cierto es que parece 'peligroso', ¿no crees? ¿No será esto ahora el Casino de los horrores? Pues no. Vanitatis se ha puesto en contacto con la organización y ha explicado que "el Casino no tiene responsabilidad. Solo cede a NH y a Paco Roncero instalaciones con el compromiso de que cumplan la normativa vigente". Además, parece que han confirmado que a pesar de las imágenes, se cumplieron todos los protocolos... 

Y para confirmarlo ya tenemos a nuestra Elena Tablada, siempre en el centro de la polémica (como cuando fue criticada por llevar a su hija Ella al funeral de su abuela). 

La cuñada de la novia ha explicado que: "El aforo era el permitido. Las mesas eran de seis y guardaban las distancias establecidas. Todos los invitados que estaban en el salón tenían los PCR hechos. En mi familia hemos pasado el covid, pero incluso así también nos hicimos la prueba. No había nadie de los que estaban en la boda que pudiera poner en peligro la salud de los demás. Las imágenes pueden dar lugar a interpretaciones erróneas y herir sensibilidades, pero la realidad fue que se cumplieron todas las normas. He tenido la desgracia de que mi abuela muriera de covid y por lo tanto sé lo que significa no ser responsable". 

Esperemos que sean felices, coman perdices y... No les toque repetir PCR.