GTRES

Chrissy Teigen se monta su propio Juego del Calamar con sus amigas

Las fiestas en casa de los famosos son otro nivel

Y ella es la muñeca asesina.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Desde que se estrenó en Netflix 'El juego del calamar' no se ha hablado de otra cosa y aunque hace ya dos semanas que pasó Halloween, hay quien todavía recurre a la serie más famosa del momento para hacer sus propias fiestas temáticas. Es el caso de Chrissy Teigen (36), que se montó este fin de semana sus propia competición 'mortal' de juegos infantiles en la que ella era ni más ni menos que la muñeca asesina del escondite inglés.

"No sé ni por dónde empezar. Fue una noche épica. Mi sueño se hizo realidad al ver a mis amigos luchar hasta la muerte. El tanque de agua, el juego de las sillas, el escondite inglés y el juego final de ponerle la cola al burro. @wifeoftheparty realmente son los mejores y tienen el mejor equipo de todos. ¡Gracias, gracias, gracias! ¡Más fotos por venir!" ha escrito en su cuenta de Instagram junto a estas imágenes en las que se puede ver que en la fiesta cuidaron hasta el último detalle.

La modelo hace poco volvió a dejarnos con el corazón apretado al revelar lo mucho que sigue sufriendo por la pérdida de su bebé, Jack. Estaba embarazada de cinco meses cuando sufrió un aborto espontáneo. Ocurrió en septiembre de 2020, y ahora sus últimas confesiones dejan en evidencia que el trauma y el dolor siguen presentes.

El objetivo de la mujer de John Legend es honrar la memoria de su pequeño recordándole a diario y en cualquier aspecto de su vida cotidiana. Tanto es así, que la modelo ha confesado que siempre lleva consigo las cenizas de su retoño durante sus escapadas familiares. Algo atípico, sí, pero es que además se lo piden sus dos niños mayores, Luna y Miles.

"Cada vez que nos vamos de vacaciones o salimos de casa unos días, mis hijos me dicen: 'No te olvides del bebé Jack'. Entonces lo llevo conmigo siempre. Y cuando llegamos a nuestro destino, me dicen: 'Oh, seguro que tiene sed'", ha explicado Chrissy en el programa 'Scary Mommy', a la vez que reconoce que su dinámica puede parecer una "locura" a ojos de muchas personas.

"Esto puede sonar como una auténtica locura para la gente, pero mis hijos ponen un pequeño vaso de agua al lado de su cajita de las cenizas. Y les encanta formar parte de esto. Por desgracia, los dos ya eran conscientes de que algo no iba bien con el embarazo. Luna se enteraba de todo y no había forma de que pudiera escapar de ello, por mucho que yo quisiera evitarlo", ha señalado.