Chris Pine se declara culpable de ir ebrio al volante

Si bebes, no conduzcas. Chris Pine lo tiene claro.

Chris Pine ha dado la cara, declarándose culpable en el juicio que se seguía contra él en Nueva Zelanda por conducir sobrepasando el límite de alcohol permitido.

Chris Pine, que se ha mostrado "muy arrepentido", ha sido condenado a una multa y a la suspensión del carné durante seis meses. Los hechos se remontan al pasado 1 de marzo cuando salía de la fiesta de fin de rodaje de su nueva película, Z for Zachariah, yle pararon en un control.

Como él mismo confesaría después, había bebido cuatro vodkas. Las autoridades reconocen que, pese a la ilegalidad cometida, no conducía de manera peligrosa.

La abogada de Chris Pine se mostraba muy preocupada de que este hecho pudiera dañar la imagen de su cliente, algo que parece no haber sucedido pues, a la salida de los juzgados, uno grupo de fans le esperaba y él no paró de firmar autógrafos.