Acusan otra vez a Chris Brown de abuso sexual

Le piden una indemnización de 20 millones de dólares

Todo ocurrió, supuestamente, en un yate.

CUORE.ES -

Han vuelto a presentar una demanda contra el rapero estadounidense Chris Brown: es una mujer quien lo acusa de haberla drogado y agredido sexualmente en Miami. La demandante, una bailarina profesional y modelo de 30 años que no es identificada en la querella, sostiene que los hechos ocurrieron en diciembre de 2020 en una fiesta que se celebraba en un yate atracado frente a la vivienda del también rapero Diddy.

El cantante de ‘Go Crazy’ tiene de 32 años y acaba de ser demandado por 20 millones de dólares, según apuntan los medios estadounidenses con base en documentos judiciales presentados en un tribunal del condado de Los Ángeles.

La parte acusatoria, identificada como 'Jane Doe’, alega que el 30 de diciembre de 2020 fue invitada por un amigo a una fiesta, y que dicha propuesta le llegó con una llamada telefónica del propio Brown. El rapero supuestamente le dijo que había oído que quería iniciar una carrera musical y quería conocerla en dicha fiesta.

Una vez a bordo del yate, la mujer fue llevada por Chris a la cocina para servirle una bebida. La chica se la tomó y rápidamente habría empezado a sentirse “desorientada, físicamente inestable. Comenzó a quedarse dormida”, se puede leer en el escrito.  


El cantante es acusado de llevar a Doe "drogada" y "medio dormida" a un dormitorio, cerrar la puerta e impedirle salir. Según los documentos, Brown "tiró a [Doe] en una cama" y comenzó a besarla. Ella le pidió "entre dientes" que se detuviera, pero él la ‘ignoró", revela la denuncia. Esta no es la primera vez que lo acusan de violación.

Los detalles del supuesto abuso

En la demanda se detalla además que Brown eyaculó dentro de ella, tras lo cual se levantó y le dijo: “terminé”. Doe se fue poco después con la ayuda de un amigo, al que envió un mensaje de texto. Al día siguiente, el músico se habría puesto en contacto con la víctima para saber cómo estaba, diciéndole que no recordaba los detalles de su supuesto encuentro sexual. Le "exigió" que tomara algo para "interrumpir cualquier posible embarazo", a lo que ella accedió.

La afectada pide ahora 20 millones de dólares por daños, ya que el hecho le provocó “severa angustia emocional”. Brown ha reaccionado ya en Instagram: "Espero que todos vean este patrón", escribió, agregando un emoji de gorra azul, que significaría mentir. "Cada vez que estoy lanzando música o proyectos, 'ELLOS' tratan de hacer verdaderas tonterías".

El abogado de Doe, George Vrabeck, reveló en una declaración que tanto él como su equipo legal tienen la intención de "responsabilizar a TODAS las partes para que podamos empezar a erradicar este comportamiento de nuestra sociedad". Y añade: "Nuestro cliente merece justicia. La misma justicia que merecen todas las víctimas de abusos sexuales".