Channing Tatum se pasó tres pueblos pidiéndole matrimonio a su mujer

No era el mejor arrodillándose... 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Adoramos a Channing Tatum pero está claro que se le da mejor bailar que gastar bromas. Bromas bastante pesadillas, todo hay que decirlo. El actor ha confesado cómo le pidió matrimonio e Jenna Dewan y desde luego las formas no fueron las mejores.

No, no fue así pero casi. 

No fue lo típico de anillo y besos, no. Channing se pasó tres pueblos y así lo ha contado en una entrevista: "El día que pedí matrimonio a mi mujer hice algo muy cruel porque pensaba que ella estaba coladita por mí”. ¡Mira don flipado! 

"Básicamente le dije que nunca querría casarme y que no se esperara lo que iba a hacer un poco más tarde. En concreto le dije que no creía en la institución del matrimonio y que por eso nunca iba a aceptar pasar por ello. E inmediatamente ella se puso a llorar”. Pobre Jenna. 

Y luego intentó arreglarlo, claro: "En ese momento fue cuando pensé que la broma se me había ido de las manos, así que le pedí que se casara conmigo inmediatamente”. 

Channing, no nos hagas la pelota, que estamos enfadadas contigo.

Eso sí, tenemos que decir que Jenna, pese al disgusto, estuvo muy acertada diciéndole que sí...