@mcabreraj / INSTAGRAM

Muere el hijo de Miguel Ángel Cabrera, expianista de Camela

INSTAGRAM

Una triste noticia que él mismo contaba. 

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Miguel Ángel Cabrera, expianista de Camela, llevaba un tiempo ausente de sus redes sociales y sus seguidores se empezaban a preguntar qué le había pasado. Después de un tiempo, el artista volvía para contar que se debía que había vivido una de las peores cosas que le han pasado en la vida: la muerte de su hijo

El que fuese integrante de la banda Camela explicaba que su hijo Rafa había tenido un accidente de coche el 28 de febrero y que había fallecido días después con tan solo 18 años. Miguel Ángel reaparecía en Instagram para contar a todos sus seguidores lo sucedido pero sobre todo para agradecer las muestras de cariño recibidas. "Hago este vídeo solamente porque tengo un montón de mensajes y creo que lo merecéis", empieza diciendo. 

"El 28 de febrero mi hijo tuvo un accidente con 18 años en Aranjuez. Estuvo ingresado en la UCI unos cuatro días. El 4 de marzo falleció con 18 años. Hoy es día 4 de abril. Mi hijo estaba muy unido a mí, estaba encariñado de mí. La verdad es que es una pérdida que no se puede asimilar, queda de por vida", contaba a sus seguidores visiblemente muy afectado. 

"Me cuesta mucho hacer este vídeo. No hay forma de verlo, hoy por hoy. La vida me ha cambiado de un día para otro, solo quienes pasan por esto lo entienden. Amor mío, lo que te quiero. Mi niño, que no me decía una palabra más alta y te lo has llevado. Te amo, hijo mío, siempre voy a estar contigo".

"Se cumplen dos meses desde que falleció. El 24 de abril cumplía 19 años. Me cuesta mucho hacer este vídeo", continuaba.

Además, Miguel Ángel Cabrera añadía que el accidente había ocurrido por un exceso de velocidad y que su hijo sufrió un golpe en la cabeza del que no pudo sobrevivir lo que además le llevaba a donar todos sus órganos para ayudar a otras personas. Los otros dos chicos que iban en el coche sí que sobrevivieron al accidente pero el expianista de Camela mandaba un mensaje de advertencia a todos los jóvenes para que tengan cuidado y que siempre que se monten en un coche lo hagan en buenas condiciones.