Bruno Mars y Red Hot Chili Peppers triunfan en la Super Bowl

Anoche se celebró en Nueva Jersey uno de los acontecimientos deportivos más importantes en Estados Unidos: la final de la Super Bowl.

Bruno Mars era el artista principal escogido para actuar en el descanso del partido de la final de la Super Bowl y el hawaino, no defraudó. El cantante comenzó su actuación con una sorprendente aparcición en el escenario: tocando la batería. Después, interpretó varios de sus éxitos.

Tras deleitar a los miles de asistentes a esta final de la Super Bowl (auténtico espectáculo con el mayor número de audiencias y repercusión social en Estados Unidos), Bruno Mars se lanzó y se puso a cantar Give it away, canción de la mítica banda californiana Red Hot Chili Peppers. Anthony Kiedis y los suyos no dejaron solo al hawaino y salieron con él a interpretar su tema para gran sorpresa de los allí presentes y los millones de espectadores.

A pesar de las bajas temperaturas, Anthony Kiedis fue fiel a su estilo y se plantó en el escenario sin camiseta.