Jordan Strauss / GTRES

El padre de Britney Spears se aparta: dejará de ser su tutor

Jamie Spears ha tomado una decisión

El #FREEBRITNEY empieza a dar frutos.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Era una de las noticias más esperadas y por fin es un hecho. Jamie Spears es el padre de Britney Spears (39) y acaba de comunicar que su intención es renunciar de forma definitiva a la tutela legal de su hija, poder que ejerce desde 2008, año en el que la cantante sufrió una crisis nerviosa. Es el fin de una era, y aunque Brit siga necesitando una figura legal que tome determinadas decisiones por ella, el equipo médico que la acompaña opina que la marcha de su padre será muy beneficiosa para su salud mental.

Ha sido más de un año de batallas judiciales, pero Jamie Spears parece haber recapacitado. Asegura que va a renunciar a su papel de tutor legal. Eso sí, no ha fijado una fecha y la transición se hará por partes. ¡El progenitor controla absolutamente todo en la vida de la princesa del pop! Lo hace a través de un fideicomiso que le permite tener la última palabra en las cuentas bancarias, la agenda profesional y en muchos otros aspectos íntimos de la vida de la cantante.

Britney tiene 39 años. El tribunal entiende que la artista no puede tomar decisiones sola. Ella, en sede judicial, no dudó en referirse a su progenitor como una persona que "debería estar en la cárcel". Lo hizo el pasado mes de junio ante una jueza y en medio de un proceso judicial que denuncia los abusos laborales a los que Jamie supuestamente la ha sometido. 

Las palabras de la cantante dieron la vuelta al mundo y en las redes sociales se creó un movimiento, el #FREEBRITNEY, para que su padre la liberara. Jamie siempre se ha negado a hacerlo, por lo que este anuncio es una novedad de lo más inesperada. ¿Qué ha pasado para que cambiara de idea? La de 'Toxic' ya lo ha celebrado en Instagram con una publicación en la que dice estar más cerca de la libertad.

Ha sido el abogado del tutor el que ha presentado el documento en un tribunal de Los Ángeles. El papelito anuncia que el progenitor está dispuesto a poner fin a la tutela, ¡bien! Su intención es reunirse con el abogado de Britney, Mathew Rosengart, para que juntos preparen la transición a "un nuevo tutor".

Jamie Spears cobra por controlar a su hija, cerca de 13.000 euros al mes. Ha estado ejerciendo un control muy muy cerrado sobre ella. Hasta tal punto que ella destapó en juicio que su progenitor la obligaba a utilizar contracepción. "Quiero casarme y tener un bebé (...), pero tengo un DIU para que no me embarace", afirmó. Brit ya tiene dos hijos.

Pero hay más porque parece que Jamie Spears la ha obligado hasta a trabajar hasta con fiebre. Además, Britney tenía que acudir al psiquiatra tres veces a la semana, y en una ocasión la internó en un centro de salud mental para que ella no volviera a quejarse durante un ensayo.