Snorlax / GTRES

Britney Spears y su novio se escapan a Hawái huyendo de la polémica

Tras la declaración de la cantante en los juzgados

20 minutos ante el juez sirvieron a Britney Spears para dejar claro que sus años de silencio se acabaron, ahora quiere descansar.

CARMEN RAYA -

Ya lo decía Maluma en una de sus canciones: "Hawái de vacaciones....". Y como buena compañera de profesión, Britney Spears (40) ha puesto rumbo a dicha isla para disfrutar de un merecido descanso después de ponerse delante de un juez y contar todo lo que ha vivido durante años con su padre como tutor legal.

"Hice la gira de 2018 por miedo a mi mánager y a mi padre. Ensayaba cuatro días a la semana, dirigía el show, hacía la coreografía, y aún así, me decían que no hacía lo suficiente y me obligaron a tomar litio por las mañanas", declaró ante la jueza que lleva su caso. Unas declaraciones que han dado la vuelta al mundo, sobre todo en lo que concierne a su vida más personal e íntima. 

"Quiero poder casarme y tener un bebé, pero me dijeron que no podía. Tengo un DIU dentro de mí que no me permite quedarme embarazada, pero mis tutores no me dejan ir al médico para quitármelo porque no quieren que tenga más hijos", decía mientras su novio, Sam Asghari la esperaba fuera de la sala con una camisa en la que se podía leer 'Save Britney'. 

Horas después de estas duras y sinceras declaraciones por parte de la cantante, Sam y ella ponían rumbo a Hawái para disfrutar de un pequeño descanso en medio de la tormenta mediática. Porque si algo ha generado esta visita de Britney Spears a los juzgados es que muchos se planteen si realmente la cantante ha estado en buenas manos todos estos años. 

Lo que sí sabemos, por lo que podemos ver en las imágenes publicadas por TMZ (la Biblia del cotilleo en los Estados Unidos), es que Sam y Britney se lo están pasando de maravilla bajo el sol hawaiano (como la pizza). Se les ve bastante relajados, aunque llevan consigo a un grupo de guardaespaldas que vela por su seguridad en todo momento.

Hawái siempre ha sido uno de los sitios elegidos por Britney Spears para relajarse y buscar un poco de calma en los momentos más complicados de su vida. Ahora solo queda esperar a ver qué dictamina el juez después de haber escuchado un testimonio cargado de sentimiento que ahora deberá convertirse en una sentencia judicial.

¿Está Britney Spears a las puertas de retomar las riendas de su vida, tanto personal como económica? ¿Qué declararán los médicos que llevan su caso? Seguiremos informando.