GTRES

Britney Spears vuelve a hablar (y llorar) ante la jueza, ¡pero llega el #freeBritney!

Elige a su abogado y lo celebra en Instagram

No tiene la victoria más grande (echar a su padre), pero por fin se suma al movimiento que promueve su libertad.

ARACELI OCAÑA | CUORE.ES -

El caso de Britney Spears (40) es muy, pero que muy enrevesado. Como recordarás, hace pocos días la cantante tuvo la oportunidad de hacer una declaración frente a la jueza que lleva el caso sobre su tutela (actualmente, en manos de su padre, Jamie Spears). Aunque no consiguió que este fuese destituido del cargo, sí le dieron la oportunidad de volver a contar su verdad para que se revisen, por enésima vez, las condiciones en las que vive. Ahora, Britney ha vuelvo a hablar delante de la jueza, Brenda Penny, y muchas cosas han pasado: que por fin ha podido elegir a su propio abogado (hasta ahora, todos estaban relacionados con su padre), que volvió a llorar y explicar por qué no quiere que Jamie esté al cargo y que finalmente celebró sus pequeñas victorias proclamando el famoso #freeBritney (nombre del movimiento que iniciaron sus fans para apoyarla).

Pero vayamos por partes, explicando primero las acusaciones de Britney contra su padre. En una sala cerrada, pero con presencia de público (a pesar de que ella pidió en dos ocasiones hacer las declaraciones en privado), la cantante volvió a explicar, entre lágrimas, la situación que vive a causa de su tutoría legal y cómo Jamie Spears verdaderamente no quiere soltar el cargo por su propio interés. 

Y más:

- Britney Spears habla (al fin) sobre su documental (mal): "Me siento avergonzada"

- El padre de Britney Spears utiliza su testimonio y... Seguirá siendo su tutor legal

- El padre de Britney Spears controla hasta su útero: forzada a llevar DIU

"Intentaban matarme", aseguró Britney, y según los testigos, todas las mujeres presentes en el público lloraron con sus declaraciones. Además, pidió que su padre fuese investigado "por abuso de la tutela", apuntando que ella deseaba que terminase el asunto desde que "tirase la puerta abajo y sacudiese a mi hijo," refiriéndose a un incidente que tuvo lugar en 2019, cuando el hijo mayor de Britney, Sean Preston (de 13 años en aquel momento) discutió con su abuelo, que montó en cólera y tuvo un enfrentamiento físico tras el cual, Kevin Federline, padre del niño, lo denunció y consiguió hasta una orden de alejamiento.

GTRES

Lo que pedía Britney, en este caso, era que su padre dimitiese de sus labores al frente de la tutoría legal, dejándole margen para rehacer su vida, asegurando que los problemas de Jamie con la bebida le persiguen desde pequeña y que "esta tutoría le ha permitido arruinar mi vida." Sin embargo, la abogada de Jamie negó que eso vaya a ocurrir.

Algo que, evidentemente, el nuevo abogado de Britney piensa utilizar en su contra. Y esto nos lleva a la segunda parte del asunto, y es que al menos la jueza ha permitido que la cantante tenga un nuevo abogado, elegido por ella misma, tras la dimisión de Sam Ingham (que nunca le había informado, según ella, que podía renunciar a sus servicios).

La gran victoria actual para Britney es que Mathew Rosengart (abogado de, entre otros, ben Affleck o Spielberg) va a luchar por sus derechos ahora, y así se lo hizo saber a la prensa al terminar la sesión en el tribunal: "¿Puede alguien discrepar en que no es lo mejor para la tutela que Jamie Spears siga como tutor? Siguiendo las instrucciones de Britney Spears, nos vamos a mover rápida y agresivamente para conseguir su destitución. La pregunta sigue siendo: ¿Por qué sigue ahí? Debería renunciar voluntariamente, ya que esto es lo que desea Britney Spears, alineado con las leyes que definen las tutelas legales."

Desde luego, un soplo de aire fresco en el caso, en el que por fin parece que se ve algo de luz. La propia Britney, desde su casa (compareció ante la jueza por teléfono), lo celebraba en sus redes sociales (con un post que sí parece de fiar, no como todos los demás, que son entre desconcertantes o directamente manejados por su padre y gente de su círculo de desconfianza).

"Se viene, amigos, ¡¡se viene!! Novedades con representación real hoy... ¡Me siento AGRADECIDA y BENDECIDA! Gracias a mis fans, que me están dando apoyo... ¡No sabéis lo que significa para mí sentirme apoyada por fans tan increíbles! ¡Dios os bendiga a todos! Psss esta soy yo celebrando montada a caballo y haciendo volteretas laterales hoy."

Y más:

- Después de lo del documental... ¿Controla realmente Britney Spears sus redes sociales?

- ¡Se acabó lo de ser 'toxic'! Sam Asghari, el novio de Britney Spears, ha llamado de todo al padre de la cantante

Sin duda, lo más importante es que además Britney utilizaba, por fin, el hashtag #freeBritney, lema del movimiento que pide que se hiciese justicia con ella (y que estos días, además, se encarga de conseguir que estrellas de todo tipo se posicionen a su favor, como Madonna, o señalar por qué otras famosas no lo hacen, poniendo nombre al resto de personas del círculo de Britney y Jamie Spears, incluido su novio, Sam Ashgari, que se encargan de que la cantante siga produciendo beneficios para todos (menos para su salud mental).

Pero de eso ya hablaremos en otro capítulo...